El vicesecretario de Organización Territorial del Partido Popular, Miguel Tellado, ofrece una rueda de prensa este lunes en la sede del partido de Madrid. | Efe

6

El vicesecretario de Organización del PP, Miguel Tellado, ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que retire el decreto que recoge el plan de ahorro energético porque, según ha denunciado, «se ha elaborado a espaldas de las comunidades, los ayuntamientos y los agentes económicos y sociales», aunque ha dado «autonomía» a sus Ejecutivos regionales para recurrirlo si así lo consideran.

En una rueda de prensa desde la sede nacional del PP, Tellado se ha pronunciado de esta manera sobre la reunión que ha mantenido el Gobierno con las comunidades autónomas para abordar el plan de ahorro energético, denunciando que este decreto es fruto de «una improvisación». «El Gobierno está a tiempo de mejorar el plan, y si está dispuesto a escucharnos, contemplaríamos la posibilidad de apoyarlo», ha proclamado el dirigente 'popular'.

Sin embargo, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ha descartado que se vaya a modificar o aplazar la entrada en vigor del decreto de ahorro energético, pese a la petición de su retirada por parte de Andalucía, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Galicia y Murcia.

Noticias relacionadas

Pese a estas peticiones, la vicepresidenta ha destacado que la reunión de la Conferencia Sectorial de Energía ha tenido un tono cordial y que las comunidades han mostrado su predisposición para colaborar en materia de ahorro energético y presentar propuestas concretas sobre nuevas medidas. A este respecto, Ribera se ha mostrado «contenta» y ha asegurado que el Gobierno recibirá propuestas hasta el 31 de agosto de cara a presentar el plan final de ahorro en Bruselas en septiembre.

La vicepresidenta ha asegurado además que la vocación del decreto no es sancionar, y ha criticado en varias ocasiones los discursos contra el decreto por parte de distintos cargos del Partido Popular y, en concreto, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, antes incluso de que se conociera el contenido del real decreto. Al respecto se ha pronunciado precisamente el representante balear en este encuentro, el vicepresidente del Govern Juan Pedro Yllanes.

En este sentido, Andalucía ha sido uno de los territorios gobernados por un cargo conservador que han reclamado este lunes al ejecutivo central que retire el capítulo 1 del título 5 del decreto de medidas de eficiencia y ahorro energético, que es, en concreto, «el que atañe a todas estas medidas», de manera que les ha instado a «sentarse a dialogar» para acordar «el qué», pero que les dejen «actuar en el cómo» dentro de las competencias propias de las comunidades. Así lo ha explicado el consejero de Políticas para la Industria y la Energía, Jorge Paradela, acompañado por la consejera de Empleo, Empresa y Trabajadores Autónomos, Rocío Blanco, y el consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, que han dejado por unos instantes la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Energía para atender a los medios.

El apunte

Recurso de inconstitucionalidad

La Comunidad de Madrid ha anunciado que va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el plan de ahorro energético, dada la «cerrazón» del Gobierno y su «no rectificación» porque la norma está «poniendo en cuestión» las competencias «propias» de la región. Tal y como ha señalado la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, «acabamos de concluir la reunión con las ministras y no hay rectificación por parte del Gobierno. Mantienen la imposición de las medidas al comercio, al supermercado, al teatro o al cine, por citar algunos de los sectores más afectados».

En un audio remitido a la prensa tras la Conferencia sectorial de Energía, Industria y Comercio para abordar el real decreto ley Martín señala que la Comunidad de Madrid ha solicitado «una reunión urgente de la Conferencia de Presidentes, la convocatoria a los sectores afectados y la retirada del real decreto» porque «a diferencia de lo que propone la Unión Europea, impone obligaciones al sector privado». Según ella, las propuestas de Madrid «son claras»: «Trabajar para disminuir el recibo de la luz; pagamos la factura más cara de la historia y eso atenta contra el poder adquisitivo de las familias y la competitividad de las empresas». Y además, el Gobierno regional ha presentado «iniciativas para seguir avanzando en la transición energética, para tener un mapa más diversificado y para poder ofrecer respuestas concretas a los ciudadanos y a los sectores principales de nuestra economía».