Cinco mil médicos de familia y pediatras a la huelga | Rodrigo Jiménez

Este lunes, a partir de las 8:00, unos 4.240 médicos de familia y 720 pediatras están llamados a una huelga indefinida en los 430 centros de salud de la Comunidad de Madrid, en protesta por «la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes». Esta huelga, convocada por Amyts, arranca tres días después de que el mismo sindicato de médicos que ha impulsado esta movilización llegara a un acuerdo con el Gobierno regional para poner fin a la de las urgencias extrahospitalarias que empezó el 7 de noviembre.

Amyts ha organizado el lunes una concentración frente a la Gerencia de Atención Primaria, situada en el número 6 de la calle San Martín de Porres de Madrid, a las 11:00, para protestar por «la grave situación» de este nivel asistencial y para celebrar el inicio de la huelga indefinida. Con esta convocatoria, el sindicato mayoritario de los médicos en la región quiere conseguir que la Consejería de Sanidad se siente a negociar un plan de choque para abordar los problemas de los centros de salud, que están «al borde del colapso», y frenar el éxodo de los facultativos.

El objetivo es «salvar la Atención Primaria», explicó el sindicato Amyts tras finalizar sin acuerdo su reunión con la Consejería de Sanidad el viernes debido al rechazo del Gobierno regional a aumentar la financiación. Los servicios mínimos para centros de salud con cuatro o más médicos serán de dos médicos de familia y un pediatra por turno. En los centros con menos de cuatro médicos habrá un médico y un pediatra por turno y, si no hubiera pediatra, se sustituirá por otro médico de familia. Según Amyts, Madrid es la comunidad autónoma que menos invierte en Atención Primaria de toda España y el Gobierno regional «incumple» los acuerdos firmados, en un «continuo maltrato» a los profesionales.