Congreso y Senado piden solidaridad con Ucrania y unidad contra Putin | Juanjo Martín

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el presidente del Senado, Ander Gil, han instado este lunes a la solidaridad con Ucrania ante una guerra que se prolonga al inicio del invierno, y a la unidad y al multilateralismo para defender las democracias contra el totalitarismo del presidente ruso, Vladímir Putin. En la sesión plenaria de la 68 Asamblea parlamentaria de la OTAN, cuyos anfitriones son las Cortes Generales españolas, la presidenta del Congreso ha incidido en que «solo unidos podremos defender la democracia frente al totalitarismo, batalla hoy más relevante que nunca y que tiene una escala global».

Minutos antes de la intervención del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, Batet ha destacado la solidaridad que debe regir en los países de la Alianza como respuesta a la guerra de Putin, sobre todo con Ucrania y con los «países más próximos geográficamente con el conflicto». «Pero también del conjunto de países europeos y de la comunidad transatlántica en general. Una solidaridad que nos está llevando a compartir los costes económicos y sociales. Como siempre digo, a pesar de la distancia geográfica, España es frontera con Ucrania», ha recalcado.

La presidenta del Congreso también ha abogado por la unión de todos los organismos como la OTAN y la UE porque «la única respuesta eficaz a las turbulencias globales debe proceder del multilateralismo». «Vivimos un momento atlantista y europeísta, en el que tanto la UE como la Alianza Atlántica, cada una en su papel, se están revelando como instrumentos indispensables para la gobernanza de la incertidumbre», ha indicado tras incidir en que cada vez «es más evidente que en un mundo interconectado e inestable no es sensato mantenernos aislados». Así lo han entendido Suecia y Finlandia, que en breve se incorporarán a la OTAN.

También el presidente del Senado, Ander Gil, ha reiterado que la unidad es fundamental y que la Alianza Atlántica solo tiene sentido en un contexto democrático. «La defensa y promoción de la democracia no es negociable. Su defensa frente a quienes la niegan o menoscaban, tampoco», ha dicho tras afirmar que «si queremos preservar, potenciar o dar sentido a la OTAN, debemos, ante todo, proteger los derechos y libertades democráticos y favorecer su ejercicio en todos los países aliados, pero también allí donde sus pueblos los reclamen». «La democracia es la mejor defensa y el contexto más adecuado para la paz», ha dicho al tiempo que Batet ha afirmado que la guerra en Ucrania ha demostrado que la unidad de la OTAN», ha sorprendido positivamente a muchos analistas, a veces incluso a nosotros mismos, y muy negativamente a Putin, que claramente no la esperaba».

El diálogo también ha estado presente en los discursos de ambos presidentes de las cámaras por ser «rico e integrador», ha dicho Batet, mientras que Gil ha recalcado que ante el actual escenario global a los representantes legislativos se les debe exigir «cooperar para nuestra seguridad común y para disminuir esa incertidumbre». «Las Cortes españolas creemos absolutamente en el diálogo parlamentario como herramienta de cooperación con nuestros vecinos y amigos», ha insistido el presidente del Senado que también ha dicho que, respecto a la tragedia de Ucrania, «estamos mostrando lo mejor de la UE y lo mejor de la OTAN: con medidas unánimes y firmes frente a la agresión de una invasión no provocada, pero sin renunciar al diálogo».