Previous Next
0

Una investigación difundida recientemente por la Universitat de les Illes Balears (UIB) concluye que la crisis económica está más estrechamente relacionada con el empeoramiento de la salud mental en los hombres que en las mujeres.

Los investigadores sugieren que la explicación a las diferencias en el género sobre el impacto de la crisis económica en materia de la salud mental estaría relacionada con los diferentes papeles y posiciones sociales que han asumido tradicionalmente hombres y mujeres.

Así, el mayor impacto del desempleo en el sector masculino se explicaría por el hecho de que, en sociedades como la española, la identidad de género masculina ha sido ligada históricamente al hecho de disponer de un trabajo y proveer al hogar de recursos.

Crisis y salud mental

Casi en todos los países europeos se han notado los efectos de la reciente crisis, aunque España ha sido uno de los más perjudicados. Numerosos estudios han intentado determinar sus consecuencias sobre la salud de los ciudadanos, y todos coinciden en una conclusión final: la salud mental se ve negativamente afectada durante los periodos de precariedad económica.

Sin embargo, existían pocas evidencias del impacto de la crisis sobre la salud mental diferenciando entre hombres y mujeres. Por ello, un equipo de investigadores de la UIB y de la Universidad de Zaragoza se pusieron manos a la obra, y sus conclusiones se han publicado recientemente en la revista 'Psicothema'.

En la primera fase del estudio, se reclutaron a 7.940 participantes. En la segunda fase, otros 5.876, que fueron encuestados para recoger datos sociodemográficos y socioeconómicos, y respondieron la entrevista 'Primary Care Evaluation of Mental Disorders'.

Mayor prevalencia en hombres

Los resultados del estudio indicaron que la crisis afecta de manera diferente a la salud de unos y otras, y sugieren que la prevalencia de los trastornos mentales aumenta significativamente durante la recesión económica en ambos sexos, pero el aumento es mayor en hombres que en mujeres.

El papel del desempleo también se estudió y fue significativo en todos los análisis llevados a cabo, considerándose un predictor significativo en determinados trastornos mentales, especialmente en el caso de los hombres.

En cambio, los investigadores también señalan que aún es necesario ampliar más la investigación sobre el tema, y realizar una tercera fase (en proceso actualmente) del estudio, para obtener más información sobre las consecuencias a medio y largo plazo de la crisis económica sobre la salud mental.