El avión convertido en atracción es una réplica del primero que unió los aeropuertos del Prat y Carabanchel (Madrid) en 1928. | Museu d'Història de Catalunya (Twitter)

0

El histórico avión del Tibidabo, uno de los símbolos de Barcelona, dejó el parque de atracciones por primera vez en su historia para ser restaurado de cara a la primavera, tras 88 años de funcionamiento.

Desde el consistorio barcelonés, su teniente de alcalde y presidente de B:SM, Jaume Collboni, aseguró que el avión se rehabilitará «sin perder la esencia» de la atracción y ha destacado que tras tantos años en funcionamiento se ha convertido en un emblema del parque y un icono de la montaña del Tibidabo.

Este pasado martes por la mañana los operarios emprendieron las actuaciones para descolgar y desmontar el avión, para trasladarlo una nave fuera del parque donde se realizarán las rehabilitaciones.

Estas contemplan aspectos operativos, de imagen y de diseño, como la renovación del fuselaje, la decoración del interior, el pintado de la estructura metálica y la tematización de su entorno para que la atracción transporte a los visitantes «a su pasado histórico».

La aportación para la Ciudad Condal de esta atracción y el simbolismo que representa son destacables, ya que se calcula que en su historia ha realizado lo que equivale a 20 vueltas al mundo y que en los últimos cinco años ha recibido casi medio millón de visitantes.

Se trata de una réplica del aeroplano que estrenó el puente aéreo entre los aeropuertos del Prat y Carabanchel (Madrid), y su presentación se produjo el 23 de septiembre de 1928, el día antes de las fiestas de la Mercè, patrona de la ciudad, entre una considerable expectación.