0

La forma definitiva con la que una madre italiana incentiva a sus hijos a que lean y se cultiven, dejando aparcados durante un rato el móvil y los videojuegos, está triunfando en las redes sociales.

Son muchos los que en los últimos días han compartido la imagen del reto redactado en una nota pegada a la nevera con imanes, entre ellos autores de referencia de la literatura juvenil como Juan Gómez-Jurado.

«Chicos, la contraseña del wifi de esta semana es el color del vestido de Anna Karenina en el libro. El del libro, ¡¡¡no el de la película!!! ¡Buena suerte! Firmado: Mamá», dice el papel, en el que también se aventura una pista sobre el próximo libro sometido a examen: la fantástica novela 'El Conde de Montecristo', del célebre Alejandro Dumas.