0

Sucedió en la parte final del Telediario nocturno de Televisión Española. La presentadora dio paso al periodista que, desde Villarobledo, en Albacete, informaba sobre el festival Viña Rock.

El corresponsal de RTVE en Castilla-La Mancha, Juan Ballesteros, quiso hacer un juego de palabras y habló de «Castilla la MaRcha, con erre de rock». Después de aportar información sobre los conciertos y el número de asistentes al festival Ballesteros habló del ambiente «de buen rol», en referencia al buen rollo que imperaba en los conciertos.

El periodista se trabó y en lugar de hablar de nubarrores habló de «rubarronen». Tampoco pasó desapercibido ante los espectadores el hecho de que el cronista aludiese a «un festival con unas cifras para poner de punta cualquier melena» o, en otro intento de hacer un juego de palabras, dijo que «para los viejos rockeros nunca llueve».

Sin duda, una crónica... diferente.