El comercio electrónico ha revolucionado la forma de consumir. Muchos españoles se consideran consumidores totales, lo que significa que adquieren productos desde diferentes canales de venta, es decir, la compra en establecimientos físicos y la compra online.

No obstante, a pesar de que cada vez más sectores se introducen en el ecommerce, para comprar una serie de productos hay que atender a una serie de consejos que resultan imprescindibles. Ese es el caso de la compra de calzado en tiendas online.

Las ventajas de comprar calzado online están muy presentes: precios más económicos, posibilidad de adquirir más modelos, la comodidad de comprar desde casa… pero no poder probárselos y comprobar la calidad antes de la compra es uno de esos obstáculos que ofrece el ecommerce.

Con el objetivo de que la compra sea lo más fructífera posible, aquí os indicamos algunas indicaciones que pueden ayudar a este propósito.

Comprar siempre fijando un presupuesto límite

Las compras en internet son muy peligrosas por los métodos de pago. Si se paga con tarjeta de crédito, esto puede suponer un riesgo para la economía, porque suele ocurrir que excedemos el límite de la tarjeta confiando en que no se cargarán esos gastos hasta pasados unos días.

Por esta razón, hay que establecer el presupuesto previamente, pensar qué tipo de zapatos se necesitan y cuál va a ser su uso. Si el presupuesto es bajo, lo más interesante es buscar calzado de color neutro (gris, negro, marrón o beige), pues son más atemporales, sirven para todo el año y no pasan de moda. Otra opción es aprovechar los periodos de rebajas y los descuentos constantes que aparecen en las tiendas online, como es el caso de 24hrs.es.

Sea como fuere, es imprescindible también pensar de forma inteligente antes de comprar. Con respecto al precio, un aspecto importante, no siempre los precios bajos son la mejor alternativa, porque la reducción de precios puede estar directamente relacionada con la calidad del calzado.

Calzado versátil, compra inteligente

Comprar zapatos debe ser considerado como una inversión más que con un gasto. Si se trata de una compra online, una de las ventajas es que puedes pensar con tranquilidad, ver el armario o el zapatero consultar qué zapato es el necesario y cuál es el deseado.

Una vez se tiene una idea aproximada de lo que se desea comprar, las tiendas online hacen frente al impedimento de no poder mostrar el calzado a sus clientes con descripciones muy completas de sus productos, en las que aparecen los materiales de los zapatos, los colores, el tallaje, el uso recomendado…

Las mujeres, cuando compran zapatos altos, deben atender al tamaño de los tacones, pues en las fotografías pueden parecer más pequeños o más altos. Los hombres, si compran calzado funcional, para ir al trabajo o pasear, deben tener en cuenta especialmente esos usos que le van a dar a los zapatos.

Las dudas con el tallaje

Este es el principal tema que preocupa a muchos compradores. En una tienda física esto no es un problema, puesto que si el zapato en cuestión queda demasiado holgado o demasiado pequeño, el dependiente puede traer un modelo de diferente talla. Esto es imposible con las compras en internet.

Por fortuna, la mayoría de tiendas online ofrecen servicios de devolución en caso de que el zapato no sea de la talla correcta. Por otra parte, estas tiendas incluyen en sus webs tablas con la equivalencia en la talla de calzado.

Para conocer la talla correcta basta con poner el pie sobre una hoja blanca y marcar en ella con un lápiz la punta del dedo gordo y el talón. Después, medir con una cinta o una regla la distancia entre las dos marcas. En las tablas de equivalencia aparece la talla que corresponde con esa distancia en centímetros.

Un último consejo interesante es revisar las reseñas de la tienda. Los consumidores en internet valoramos en gran medida la experiencia de otros consumidores. Si otros usuarios confían en la tienda y le dan buenas valoraciones, esto es un claro indicativo de que el negocio se preocupa por la calidad de sus productos y el trato con los clientes.

Si las valoraciones encontradas son pocas y muy antiguas, no es un sitio aconsejable para visitar. Ocurre algo similar con el diseño de la web o la ausencia de plataformas seguras de pago.