0

La fundación Save Elephant, que acogió a la elefanta Tikiri, gravemente enferma y esclavizada, y dio a conocer su historia, ha confirmado su muerte.

Los responsables del centro no han podido hacer nada por el animal, de 70 años, que se encontraba en un estado terrible de salud y extrema delgadez tras ser obligado a desfilar en Sri Lanka.