0

María Patiño ha sido acusada por su propio programa, Socialité, de ser una "gorrona" por no cumplir su trato con una empresa de ropa que le envió una serie de prendas.

La dueña de la tienda ha confirmado que le enviaron un top de color azul y un poncho hechos a mano por su madre que les "costó mucho trabajo hacer" después de acordarlo con la periodista.

Sin embargo, María Patiño no habría cumplido su parte del compromiso difundiéndolo a través de sus redes sociales.

El equipo del programa, y ella misma lo ha confirmado, ha asegurado que María Patiño se habría mostrado muy enfadada con ellos durante la pausa publicitaria. Incluso, llegaron a temer que no volviera a plató.

"A partir de ahora me traeré yo mis propios bolis, para que no me acuséis de gorrona ninguno de los compañeros", afirmó visiblemente afectada tras la sorpresa de ser ella la acusada.

"El sábado que viene no sé qué haré con mi vida", ha expresado la presentadora ante la propuesta de una de sus compañeras de programa de ponerse dichas prendas en la siguiente emisión, insinuando que podría dejar su puesto de trabajo.

La periodista no ha querido responder a la empresaria ni a las insinuaciones que han hecho desde Socialité sobre ella, aunque lejos de dejar a un lado el tema ha ido lanzando pullas durante todo el directo.

"La gorrona se va a descansar a su casa", ha concluido María Patiño con esta contundente e irónica frase el programa de este domingo.

No es la única que ha salido malparada de la investigación que ha realizado el programa, también hay otras empresas que aseguran haberse visto en la misma situación con otros famosos como Andrea Duro, Iván González, Sofía Suescun o José Antonio Avilés.