0

El Gobierno de Alemania quiere que las actualizaciones y repuestos para dispositivos tecnológicos estén disponibles al menos siete años. En plena campaña electoral, el Ministerio de Economía germano ha anunciado el borrador de ley para que los fabricantes de teléfonos, tabletas, ordenadores y demás ofrezcan actualizaciones de software y piezas originales a precios razonables.

Con esta proposición el Ejecutivo alemán amplía la propuesta de la Comisión Europea de que los usuarios tengan disponibilidad en las actualizaciones y repuestos de sus equipos y gadgets durante cinco años -seis, en el caso de las piezas para tabletas-. Normalmente, los dispositivos móviles como smartphones o tablets tienen un soporte de dos o tres años de actualizaciones, tanto de software como de seguridad.

Ese paso más allá del Gobierno germano es un intento por ampliar la vida útil de los móviles y luchar así contra la obsolescencia programada de los grandes fabricantes tecnológicos, con el objetivo de reducir los desechos electrónicos.

La propuesta, recogida por el medio alemán Heise, no contempla las actualizaciones completas de software, sino de actualizaciones de seguridad. Además, se instaría a las empresas a hacer públicos los precios de los repuestos y a no subirlos. Igualmente, se buscaría reducir los tiempos en la entrega de repuestos para evitar que el usuario se vea obligado a adquirir un nuevo dispositivo.

Según recoge el citado medio, desde DigitalEurope, una red que reúne a empresas tecnológicas como Samsung, Apple, OnePlus o Google, opinan que estas propuestas “irían demasiado lejos” y para ellos lo adecuado sería marcar “el límite temporal en los tres años para los parches de seguridad y de dos para las actualizaciones funcionales”. Tampoco comparten la propuesta sobre las piezas de recambio, ya que entiende que “solo haría falta reparar elementos como la pantalla o la batería”.