0

Samanta Villar acudió este domingo a 8 maníacs, programa de 8tv, y no ha tenido ningún tipo de reparo en criticar a la prensa del corazón frente a colaboradoras como Laura Fa y Lorena Vázquez.

"Lo que creo que tenemos que hacer [los periodistas] es no perjudicar a la gente. Yo en mis programas intento no perjudicar a nadie, podría hacer prensa del corazón si no perjudicara a nadie", opinó la expresentadora de Conexión Samanta. "No se pueden lanzar historias falsas que perjudican las vidas de las personas".

"Se ha de contrastar, si no, no puedes dar la noticia", sostuvo. Ante sus declaraciones, las periodistas del corazón le dijeron que no debía generalizar, pero ella se mantuvo en su idea: "Creo que es bastante evidente que, en general, la tendencia es de irresponsabilidad. Afortunadamente, determinados periodistas trabajan bien".

Además, Villar también habló del tratamiento de los menores en la prensa del corazón, pues la periodista participó en alguna de las entregas de la docuserie de Rocío Carrasco, donde se hablaba del uso que Antonio David habría hecho de sus hijos. "La Fiscalía de Menores dijo 'Los hijos de los famosos son privados y no se les puede sacar la cara'. La Fiscalía ha de intervenir", declaró.

En ese contexto, también quiso hablar de uno de los rostros más conocidos de Mediaset: "Belén Esteban o quien sea no puede ir al plató a decir 'mi hija' o 'el padre de mi hija', porque estás perjudicando a tu hija haciendo esto".

"Creo que el derecho del niño ha de estar por encima", añadió. "Yo comenté esto en el plató justo el día que estaba Belén Esteban, lo hice fuera mientras estábamos en publicidad. Y ella dijo: 'Sí hombre, ¿y yo no puedo venir a hablar del padre de mi hija?'. Y le respondí: 'Pues no, no lo puedes hacer'".

"De hecho, la propia hija le dijo en un momento dado que dejara de hablar de su padre, demostrando que tiene dos dedos de frente, más que Belén Esteban", opinó Samanta Villar. "Creo que la Fiscalía de Menores ha de comenzar a decir 'el bienestar de los niños tienen que estar por encima del litigio que tengan los padres'. Hablarlo en un plató es tóxico para los niños".