0

Ante el cada vez más frenético ritmo de vida y la evolución de la compra online y los servicios de reparto, han surgido los supermercados fantasma, un término que se refiere a la nueva línea de negocio en el que los clientes hacen sus pedidos online y lo reciben en tan solo 10 minutos.

Los supermercados fantasma reciben ese nombre porque los clientes no pueden acceder al establecimiento, que consiste en un almacén en el que solamente pueden entrar los trabajadores que preparan los pedidos lo más rápido posible.

Concretamente, disponen de dos minutos para recoger la comanda y preparar las bolsas con todos los artículos que haya pedido el cliente online, para que el repartidor disponga 8 minutos para llegar a la casa del cliente y entregarse el paquete.

Como curiosidad, estos lugares disponen de pasillos con indicaciones en el suelo para que los trabajadores puedan ir rápidamente de un sitio a otro sin equivocarse, unos trabajadores que llevan zapatillas antideslizantes con el objetivo de evitar caídas o deslizamientos mientras preparan los pedidos a toda velocidad.

Gorillas, Deliberry y Dija son dos ejemplos de empresas que trabajan de este modo en España, con el único objetivo de conseguir hacer llegar a los clientes sus pedidos en tan solo 10 minutos. "Faster than you. La compra en tu puerta en 10 minutos", tienen como lema en Gorillas.