1

Este fin de semana, hay un vídeo que prácticamente todos los tuiteros han visto. Y no es el último tráiler de Spider-Man, ni un villancico de Leticia Sabater. Es un vídeo grabado en la calle en el que se ve a una pareja discutiendo, aunque ellos son los únicos protagonistas.

Una pelea marital en primer plano junto a una farola parece ser lo más interesante de esta cotidiana grabación, pero de fondo parece haber algo de tensión porque hay una anciana cruzando la carretera.

Su escasa movilidad y los coches que pasan hacen que los espectadores pasen a fijarse en la mujer mayor, más aún cuando se le cae la bolsa y se le esparcen todas las naranjas que llevaba dentro.

La pareja se percata de que la anciana necesita ayuda, pero, mientras terminan de discutir y la mujer empieza a recogerlas, se acerca un gato para ver si puede conseguir comida.

En el momento en el que el felino llega a las naranjas, la chica deja de pelear con su novio y empieza a ayudar a la anciana, espantando al animal. El chico sigue discutiendo con ella desde la farola, pero de repente se acerca para ayudar.

Cuando va a agacharse, se queda paralizado por un ruido a sus espaldas: un cartel ha caído desde arriba sobre el lugar en el que estaban ellos. A la pareja se le queda la sangre helada al ver que, si no se hubieran acercado a ayudar a la mujer a recoger sus naranjas, les habría caído en la cabeza.

Las redes no salen de su asombro y no paran de compartir el momento como "el minuto más apasionante del universo", como lo describe LalaChus, o un vídeo que tiene "todos los subgéneros de películas de sobremesa", tal y como apunta Peli de Tarde. Aun así, hay otros que señalan que estaría preparado.