La luchadora imitó el mono de la cantante norteamericana en uno de sus videoclips más conocidos. | Liv Morgan (Instagram)

2

Que Arabia Saudí no es un referente en materia de derechos de las mujeres, y derechos humanos en general, es algo medianamente aceptado por muchos. A pesar de todo el reino hace un tiempo que emprende acciones y gestos de aparente acercamiento a Occidente. Una de las vías es la celebración de grandes espectáculos deportivos, como por ejemplo la Supercopa de España de fútbol, que en su última edición ya se dejó caer por esas tierras y allí morará por contrato unas cuantas ediciones más. En el apartado del espectáculo importado que una de las potencias del golfo pérsico ofrece a sus súbditos periódicamente se encuentra también la lucha libre, y el wrestling de la WWE ha recalado en más de una ocasión en Riad.

La última fue este pasado fin de semana, con la celebración del evento PPV Elimination Chamber. Más allá de los vistosos enfrentamientos en la temible jaula de eliminación y los campeonatos que cambiaron de manos en la refriega quedaron sobre la mesa algunos detalles llamativos. Para empezar las mujeres luchadoras dejaron atrás su vestimenta fiel a las estrictas creencias locales y se vistieron en esta ocasión con unas galas más semejantes a las que lucen habitualmente y a las que tienen acostumbrados a sus fans.

Una de las más alabadas de la velada fue Liv Morgan, que se enfundó un ajustado mono rojo, tributo a Britney Spears y su outfit en Ops I did it again, éxito mundial en 2014, algo antes de desatarse toda su tormenta personal, sus problemas de salud y el enfrentamiento encarnizado con su padre. Se trata de toda una novedad, pues antes en Arabia las luchadoras de la WWE siempre habían aparecido con una camiseta varias tallas mayor a lal requerida y cubiertas desde el cuello hasta los pies, aparentemente para ocultar sus cuerpos a las miradas ajenas.

Hay que decir que en las horas previas al evento de pago, seguido por millones de espectadores a través de internet y las distintas plataformas en todo el mundo, la luchadora y otras componentes más del roster como Bianca Belair, pasaron tiempo con niñas y jóvenes árabes, también seguidoras a su manera del ejemplo de vida de estas guerreras de fama mundial, como quedó reflejado en las redes sociales, precisamente el canal a través del cual estas atletas y artistas inspiran cada día a niñas y chicas alrededor del globo para superarse y conseguir sus sueños.