El CEO de Tesla en una imagen de archivo. | Reuters

1

El multimillonario Elon Musk denunció como «totalmente falsas» las afirmaciones incluidas en una información de prensa de que acosó sexualmente a una asistente de vuelo en un jet privado en 2016. Business Insider informó el jueves que SpaceX de Musk pagó 250.000 dólares en 2018 para resolver una demanda de acoso sexual de una asistente de vuelo no identificada que acusó a Musk de haberse exhibido ante ella en un jet privado. El artículo citó a una persona anónima que dijo ser amiga de la auxiliar de vuelo.

La amiga de dicha azafata proporcionó una declaración como parte del proceso de acuerdo privado, según el artículo. «Tengo un reto para esta mentirosa que afirma que su amiga me vio haciendo 'exhibicionismo': describe una sola cosa, cualquier cosa (cicatrices, tatuajes...) que no sea conocida por el público. No podrá hacerlo, porque nunca ocurrió», tuiteó Musk a última hora del jueves.

En una declaración enviada a Reuters este viernes, Business Insider se reafirma: «Mantenemos nuestra historia, que se basa en documentos y entrevistas y que habla por sí misma». Business Insider citó a la amiga de la azafata diciendo que, además de supuestamente exhibirse, Musk frotó el muslo de la azafata y se ofreció a comprarle un caballo si «hacía más» durante un masaje a bordo. La azafata llegó a creer que su negativa a aceptar la propuesta de Musk perjudicó sus oportunidades laborales a la hora de trabajar en SpaceX y la llevó a contratar a un abogado en 2018, según la publicación norteamericana.

Siguiendo esta versión la compañía selló un acuerdo fuera de los tribunales e incluyó un acuerdo de no divulgación que impidió a la asistente de vuelo hablar al respecto. El sitio de noticias no identificó a la amiga ni a la asistente de vuelo. Musk, que también es director ejecutivo de Tesla y está en medio de un polémico intento de compra de Twitter, dijo el miércoles que votará a los republicanos en lugar de a los demócratas, prediciendo que seguirán una «campaña de trucos sucios contra mí».

En el artículo de Business Insider, Musk fue citado diciendo que la historia de la azafata es un «golpe con motivaciones políticas» y que hay «mucho más detrás de esta historia». El jueves por la noche, Musk tuiteó: «Los ataques contra mí deben ser vistos a través de un prisma político pero nada me disuadirá de luchar por un buen futuro y su derecho a la libertad de expresión». En el tuit inicial no mencionó de manera específica las acusaciones del artículo. Más tarde añadió que «esas salvajes acusaciones son totalmente falsas», destacando después que el artículo busca interferir en la adquisición de la red social Twitter.