La sandía, fruta por excelencia del verano. | Pixabay

0

Llega agosto y, con él, nuevas frutas y verduras de las que disfrutar y que combinar en distintas recetas. En esta época del año, el -en ocasiones tórrido- sol intensifica su sabor hasta el punto perfecto. Así, encontramos frutas de hueso, como el melocotón, la nectarina o el paraguayo con una dulzor exquisita. Por contra, aún tendremos que esperar a finales de mes para ver madurar la uva y el higo. En el plano de las verduras, el huerto tampoco se queda corto. Agosto es una temporada con un gran abanico de variedades: berenjena, lechuga, pimiento, tomate... Ingredientes perfectos para una refrescante ensalada. De todo ello, aquí te traemos siete frutas y siete verduras imprescindibles, de las que no debes dejar pasar la oportunidad de degustarlas este mes.

Frutas

1. Melón
El melón destaca por como una de las frutas por excelencia para la época estival. Debido a su gran cantidad de agua (92,8 % del total), guardado en frío es un perfecto refrigerio, además de un alimento por el que optar si uno se encuentra en dietas de adelgazamiento, debido a su poco aporte calórico. También son muy buenas para el sistema nervioso y muscular por el potasio que contienen; refuerzan el sistema inmunológico y favorecen la producción de glóbulos rojos.

2. Sandía
Es uno de los productos más exportados de España a países europeos como Francia, Alemania u Holanda, además de a Marruecos y Senegal. Sus propiedades ayudan a hidratar, cicatrizar las heridas y mejorar la salud ósea y ocular. ¿Por qué ese característico color rojo? Por el licopeno, un pigmento antioxidante.

3. Melocotón
El melocotón no destaca por aportar grandes cantidades de vitaminas, pero aporte importantes dosis de fibra y potasio. Un dato de interés, en especial para quienes sufren anemia, es su cantidad de vitamina C, que ayuda a absorber el hierro.

4. Ciruela
La ciruela es otra de las frutas que facilita la absorción del hierro. También contiene calcio, fósforo, hierro, magnesio y mucho potasio, perfecto para deportistas.

5. Nectarina
Esta fruta ayuda a combatir el estreñimiento, mejora el sistema nervioso y muscular y ayuda al cuidado de la vista, la piel, las uñas y el cabello.

6. Plátano
El plátano supone una importante dosis de carbohidratos. Entre sus propiedades, destaca que reduce el cansancio, previene la anemia y aporta gran cantidad de vitaminas y minerales.

7. Cereza
La temporada de la cereza está comprendida entre mayo y agosto, por lo que ahora se podrán disfrutar de las últimas hasta el año que viene. Se trata de una fruta a tener muy en cuenta, pues previene la diabetes, ayuda a cuidar la piel y reduce los dolores fruto de la artritis y del reuma.

Verduras

1. Calabacín
Con un altísimo porcentaje de agua (cerca del 95 %), el calabacín es muy rico en minerales y vitaminas tan esenciales como la vitamina C, la vitamina B y el ácido fólic y aporta muy pocas calorías. También es bajo en grasas y proteínas.

2. Tomate
El tomate, además de muy versátil, aporta muchos y diferentes beneficios para el organismo: protege la vista, cuida la piel, mejora la circulación sanguínea y evita el estreñimiento.

3. Berenjena
La berenjena es una verdura con gran poder antioxidante, ayuda a reducir el colesterol y a controlar el azúcar. Además, con ella se pueden elaborar una extraordinaria variedad de platos.

4. Judías
Su alto contenido en fibra regula el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. Además, gracias a su vitamina K fortalece los huesos, manteniéndolos fuertes y sanos.

5. Pimiento
Sus diferentes y abundantes vitaminas y minerales aportan beneficios a prácticamente todo el organismo. Entre ellas destacan la vitamina C, vitamina A, y además poseen vitamina E, vitaminas B6, B3, B2, B1 y ácido fólico.

6. Pepino
Este refrescante alimento ayuda a la función cerebral, a perder peso y a mejorar la digestión. También es conocido por sus efectos antiinflamatorios y protectores de la salud cardiovascular.

7. Lechuga
La lechuga aporta muy pocas calorías, aunque ello no la convierte en alimento completo, ya que contiene muy pocos hidratos de carbono, vitaminas, proteínas y grasas. De entre sus propiedades podemos destacar que ayuda a proteger el corazón y a proteger la mucosa gástrica.