Las perseidas reciben su nombre por la constelación de Perseo, donde se encuentra su radiante. | ARCHIVO

1

Popularmente son conocidas como las Lágrimas de San Lorenzo, por la proximidad de la lluvia de estrellas a la festividad del mártir con ese nombre. Este fenómeno se puede ver todos los años desde el hemisferio norte en pleno verano. Iluminando el firmamento, las Perseidas son tan populares por el conjunto de las condiciones atmosféricas favorables y que son fácilmente observables. Esta «tormenta» visual se produce debido a los restos del cometa Swift-Tuttle, cuya órbita atraviesa la Tierra anualmente a mediados de agosto y presenta una actividad de cerca de 100 estrellas fugaces por hora.

¿Cuándo son las Perseidas?

Según el Instituto Geográfico Nacional, las Perseidas habitualmente empiezan a verse hacia el 17 de julio y terminan alrededor del 24 de agosto. Sin embargo, su mayor actividad tiene lugar en las noches del 11 al 13 de agosto. Desafortunadamente, este 2022 no será un buen año para verlas puesto que la noche del 12 de agosto, en su punto más álgido, coincide la luna llena. Esta coincidencia hará difícil la observación de la lluvia de estrellas. Asimismo, la creciente contaminación lumínica empeorará la visión de los meteoros más débiles.

¿Dónde ver la lluvia de estrellas?

Las estrellas fugaces podrán aparecer en cualquier parte del cielo. Gracias a nuestra latitud, el radiante de las estrellas que proceden de la constelación de Perseo, origen de su nombre, se sitúa por encima del horizonte durante toda la noche. Es necesario comprobar que no habrá niebla ni cielos nubosos. Los mejores cielos son aquellos despejados y alejados de las ciudades, lo ideal es buscar un entorno oscuro. Por otro lado, la probabilidad de ver perseidas aumenta conforme avanza la noche y tiene su máximo cerca de la hora del amanecer. Por lo tanto, el mejor momento es de las 4:00 a las 5:00 horas. Para disfrutar de las perseidas no es necesario utilizar telescopios. Desde el Observatorio Astronómico Nacional recomiendan dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en dirección opuesta a la posición de la Luna.

Perseidas en Mallorca

Una lista de lugares remotos en la isla donde ver la lluvia de estrellas será tan sencillo como mirar al cielo. La mejor opción para ver las Perseidas sin tener que salir de Palma es el Castillo de Bellver. Otro lugar que además del cielo ofrece una vista panorámica de la Bahía de Palma es el mirador de Na Burguesa en Calvià. Un entorno perfecto gracias a su posición estratégica cerca del mar pero alejado de cualquier urbanización es el Cap de Formentor. De igual modo, alguna cala que se ubique lejos de una zona poblada servirá. Sin embargo, la experiencia más inolvidable será en un barco en alta mar donde se alcanza el mayor momento de oscuridad.