El crucero ‘Silver Spirit’ en el muelle de es Martell, en el puerto de Vila. | DANIEL ESPINOSA

1

El puerto de Eivissa recibirá 140 cruceros turísticos a lo largo de 2016, lo que supondrá un incremento del 15,70% respecto a las 121 escalas que se contabilizaron el pasado año. El notable aumento no alcanza el récord de escalas que se registró en 2012, cuando 142 cruceros hicieron parada en el puerto de Vila. Según las estadísticas de la Autoritat Portuària de Balears, durante ese año 2012 llegaron a la isla 257.667 cruceristas, una cifra histórica que no se alcanzará en el presente ejercicio.

Para la campaña turística de 2016, el ente portuario prevé un tráfico de 140 cruceros en el puerto de Eivissa, un 15,70% más que los registrados la pasada temporada. Cabe destacar que en 2015 llegaron a la isla 11 cruceros más que en 2014, lo que supuso un incremento del 10%.

Según una primera estimación de la Autoritat Portuària de Balears (APB), la cifra de pasajeros aumentará en un 27,7%, lo que significa que llegarán a la isla 252.636 pasajeros frente a los 197.877 de 2015.

Eivissa gana así el pulso por los 'gigantes' del mar respecto a otros destinos como Palma. Si en 2015 llegaron a la capital mallorquina 569 cruceros, en 2016 la previsión inicial es de 520, esto es, un 8,61% menos. Se reduce también el número de pasajeros un 12%, pasando de 1.736.294 a 1.525.000.

El puerto de Maó se mantiene prácticamente estable, puesto que el año pasado acogió 85 cruceros y durante este año recalarán 84, un 1,18% menos que en 2015. En cuanto al número de pasajeros, la previsión es de una llegada de 79.800, un 34,4% más que en el año anterior. Es decir, que pese a llegar un crucero menos, estos serán de mayor tamaño.

Mientras tanto, descienden las escalas en La Savina –de diez a cinco– aunque el número de turistas que llegarán a Formentera será superior en un 5,3% a la cifra de 2015, con 1.754 pasajeros.

Por tercer año seguido, el 'Celebrity Equinox', con 317 metros de eslora y capacidad para 2.850 personas, es el crucero más grande que fondeará en el puerto ibicenco este verano. En concreto, esta misma semana hizo escala en Vila el miércoles día 27.

Como novedad, durante la campaña de cruceros tiene previstas una quincena de escalas el 'Mein Schiff 3' que, con 293 metros de eslora, es otro de los 'gigantes' del mar que hacen parada en la isla, en concreto día 22 de agosto. Llegará a las ocho de la mañana y partirá a las seis de la tarde.

LUJO FLOTANTE. A mediados de este mes visitó Eivissa el 'Seven Seas Explorer', el que está considerado como el crucero más lujoso del mundo. Su presencia en la isla mereció la atención de los principales responsables de las instituciones locales, que pudieron comprobar la majestuosidad de esta embarcación bautizada el 13 de julio por la princesa Charlène de Mónaco.

El president del Consell d'Eivissa, Vicent Torres, manifestó durante su visita oficial el interés por que Eivissa sea "un destino de cruceros consolidado", gracias a la mejora de sus infraestructuras que se añaden a sus atractivos turísticos.
Torres presidió la bienvenida oficial al 'Seven Seas Explorer', de la compañía norteamericana Seven Seas Cruises, en su primera escala en Eivissa el día 17, con más de 500 pasajeros a bordo, todos ellos agentes de viajes invitados y autoridades como el alcalde de Miami.

El presidente, acompañado por el alcalde de Eivissa, Rafa Ruiz, realizó un obsequio al capitán Stan De Lacombe en agradecimiento por la visita y con el deseo de que la compañía incorpore la isla en su programa de escalas.
El famoso diseñador Adam Tillberg ha vestido los interiores del buque y ha ideado un espacio exterior abierto al mar donde los pasajeros pueden disfrutar de las preciosas vistas. Siguiendo con la tradición de Regent, todos los camarotes son suites con balcón privado, amplias y decoradas con elegancia en materiales nobles. Todas ellas disponen de un gran vestidor y baño de mármol. La joya de la corona es la Regent Suite, de 360 metros cuadrados y con unas vistas de 270 grados, además de un balcón privado y spa de uso exclusivo.

El 'Seven Seas Explorer' pesa 54.000 toneladas y tiene capacidad para solo 738 pasajeros, ofreciendo de esto modo uno de los mejores ratios de espacio/pasajero del mercado de cruceros.

Torres declaró la voluntad de la isla de ser un destino de cruceros consolidado, con la ampliación de los diques y con duques de Alba que permiten acoger cruceros de este tipo o incluso mayores.
El president del Consell d'Eivissa indicó que la visita del crucero más lujoso del mundo confirma lo que ya constataron durante la Feria de Cruceros de Miami, "el interés que hay por parar en Eivissa de todos los cruceros que pasan por el Mediterráneo" y destacó la importancia de mercados turísticos consolidados en esta modalidad como el norteamericano y brasileño.

IMPACTO ECONÓMICO. El turismo de cruceros en Eivissa y Formentera genera un impacto económico de 13,42 millones de euros con una media de gasto diario por turista de 103,08 euros, según los datos de Autoritat Portuària de Balears a raíz de un estudio que impulsa la CAEB en colaboración con el gestor portuario de Balears y la UIB. Este informe "pone de manifiesto la importante contribución de los puertos en el desarrollo de las ciudades y en la creación de actividad económica y empleo", explicó la APB a través de un comunicado. Según indicaron, los datos son de 2011 y están actualizados en base al IPC del año 2013.

Los cruceristas que recalan en los puertos de Eivissa y Formentera tienen el segundo gasto medio diario más alto por detrás de Mallorca, donde asciende a 114,58 euros y por delante de Menorca, el más bajo de Balears, con 67,85 euros de gasto por turista y día.