0

"De fiesta y no por motivo de la Virgen de Gracia" asegura, con evidente complicidad, estar Cristóbal Huguet tras conocer que ha sido archivada la causa abierta contra él a consecuencia de las declaraciones de uno de los imputados en el caso "Mar Blau", que investiga presuntas irregularidades en dos concursos para la explotación de amarres en Maó y Eivissa.

Quien fuera conseller de Trabajo durante la legislatura 2003-2007 no ocultaba la satisfacción con la que había recibido el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 8 de Palma de Mallorca en el que se refleja que "no hay suficientes indicios incriminatorios respecto de la comisión de los hechos inicialmente imputados".

La resolución argumenta que la declaración inculpatoria de J.L.C.E. no fue ratificada en sede judicial y que de los expedientes administrativos de la dirección general de Puertos vinculados a esta declaración no se deriva "indicio alguno que sustente o corrobore actuación irregular alguna imputable al señor Huguet".

"Salir de esta historia me permite, a mí y a mi familia y amigos, recuperar la tranquilidad perdida, por mucho que yo sabía que no había base para la imputación", reconoce Huguet, quien prefiere ser comprensivo y atribuir las acusaciones vertidas sobre él al trastorno que puede suponer para cualquiera el verse inmerso en un procedimiento judicial, detenido y llevado a declarar ante la Policía o el Juez.

Tras las actuaciones iniciadas a raíz de aquella declaración inculpatoria, el exconseller tenía claro desde mediados de agosto que se archivaría la causa. "Nosotros presentamos un escrito en este sentido el día 9 y el Ministerio Fiscal hacía lo mismo tres días después, sin acusación particular ni acusación pública era cosa de días", explicaba Huguet, quien añadió que el retraso del auto obedece al cambio de titular en el Juzgado que instruía la causa.

A título personal, Huguet confiesa que con lo sucedido ha visto "dos caras, la del afecto, el apoyo, la amistad y el reconocimiento a una persona honesta en lo particular y lo político y la de quienes sin tener toda la información insultan, despotrican o sin seriedad ni rigor maltratan la imagen de quienes nos vemos en estas circunstancias".

¿Y cómo le afectará en el ámbito político? "Estoy de salida de la política por mi edad. Cuando saltó el tema tenía propuestas para colaborar en Palma y en Mallorca pero el partido ahora es muy estricto con las imputaciones y en este momento están cubiertos los puestos en los que podía colaborar", reflexiona. ¿Y para el 20-N? "Nadie ha sugerido nada pero yo no me negaría", asevera Huguet.