0

La Conselleria de Servicios Sociales ha reclamado la revisión y actualización del convenio firmado con el Imserso por el que la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares se hace cargo de la gestión de las pensiones no contributivas (PNC) de la Seguridad Social.

Se trata de un convenio que establece que las Baleares recibirán anualmente una transferencia para los gastos derivados de gestionar las pensiones no contributivas y que esta cantidad podrá ser revisable y actualizada, según informa el Govern en un comunicado.

Así, la Conselleria ha detectado que en los últimos cinco ejercicios la cantidad recibida por esta gestión ha pasado de los 368.000 euros del año 2011 hasta los 3.824 transferidos el año 2015. Una cantidad que la «considera insuficiente y que supone el incumplimiento del convenio».

Carta al ministro

Por eso, la consellera Fina Santiago ha enviado una carta al Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad donde pide su colaboración para reconducir la situación, antes de llegar a la denuncia del convenio, extremo que no se descarta y que significaría romper una colaboración iniciada hace unas dos décadas.

En la carta dirigida al ministro se ha adjuntado la misiva que, por su parte, ha hecho llegar al director general de Dependencia de la Conselleria al director del Imserso, donde se muestra la evolución a la baja de la cuantía transferida a las Baleares para gestionar las PNC.

Según se expone, la dotación de las 25 plazas del personal de la Comunidad Autónoma que gestiona las PNC, incluido el coste de Seguridad Social, asciende a 785.136 euros el año 2015, mientras que la dotación del ministerio para esta gestión ha sido de 3.824 euros.

Así la evolución de las transferencias de los últimos cinco ejercicios ha sido la siguiente: en el 2011, 368.475 euros; en el 2012, 161.202 euros; en 2013, 161.202 euros; en 2014, 57.356 euros y en 2015, 3.824 euros.

Ante estos datos, el departamento que dirige Fina Santiago ha reclamado que se revisen y se actualicen las transferencias recibidas durante los años 2012, 2013, 2014 y 2015. Una petición que no supone una renuncia a denunciar el convenio.