Alberto Jarabo y Carlos Saura, durante el pleno del Parlament. | Joan Torres

0

El PP, Podemos y Ciudadanos han votado este martes juntos una iniciativa parlamentaria de los populares por la que el Parlament pide al Govern que cese al director general del Ib-Salut, Juli Fuster, y al asesor de la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria Pau Thomàs.

Fuster es el marido de la consellera de Salud, Patricia Gómez, y Thomàs es hijo del vicepresidente de la Cámara, el socialista Vicenç Thomàs.

El PP ha presentado una moción que constaba de nueve puntos contra la política de nombramientos de altos cargos del Govern balear, parte de los cuales han sido aprobados.

Podemos y Ciudadanos ha votado con el PP el cese de Fuster y Thomàs, y que el Parlament inste al Govern a que se abstenga de nombrar a altos cargos o personal eventual que tenga con sus superiores jerárquicos cualquier relación de parentesco hasta cuarto grado, ya sea por consanguineidad o afinidad, tanto en línea directa como colateral.

Los diputados del PSIB-PSOE y MÉS se han opuesto y los del PI se han abstenido.