El conseller Marc Pons, en una imagen de archivo. | ARCHIVO

0

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha informado este lunes de que la campaña de inspecciones llevada a cabo entre los meses de mayo a septiembre en Balears en el sector del transporte terrestre podrían ascender a unos 300.000 euros.

Tras una reunión con miembros del sector, Pons ha explicado que en este periodo en Mallorca se han llevado a cabo 937 inspecciones y se han abierto 37 expedientes y, por su parte, en Ibiza se han realizado un total de 550 inspecciones y se han abierto 73 expedientes.

De esta manera, Pons ha valorado que la problemática en el transporte de pasajeros, como los taxis piratas o las compañías que incurren en infracciones, radica «sobre todo en Ibiza», ya que, según ha dicho, el «volumen es muy elevado y aunque también se da en Mallorca no se da con tanta intensidad». «En Menorca», ha añadido, «casi no se produce».

Respecto al funcionamiento de la campaña, Pons ha destacado la «buena colaboración entre el sector privado y el cuerpo de funcionarios», y ha resaltado que «las maneras de inspección tradicional -la vigilancia de vehículos en carretera- ya no puede ser la única». «Uno de los objetivos de invierno es desarrollar el trabajo de inspección en los despachos, de cara a controlar páginas web de transporte de pasajeros», ha explicado.

Sobre las cámaras del Aeropuerto, Pons ha explicado que este verano sí han estado funcionando pero que se deben realizar «ajustes» para que lo hagan «a pleno rendimiento» con el objetivo fijado, ha agregado, «en la temporada que viene».

En el encuentro han participado: Consumidores y Usuarios de Balears (Cosubal), UGT, Pimeb, Federación Independiente del Taxi (Fitib), Agrupación Empresarial de Autotaxi y Autoturismo (FEBT). También han asistido miembros del Ajuntament de Palma y de los consells insulars, así como del Ejecutivo.