Prohens y Gijón, en rueda de prensa para comentar la actividad parlamentaria. | PP Balears (Twitter)

0

La portavoz del PP en el Parlament, Marga Prohens, ha criticado «lo mal que ha sentado al Govern» el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de aumento al 75 % del descuento de residentes en el transporte interislas: «Si Armengol quiere ganar medallas, que se presente a las Olimpiadas».

Prohens ha calificado de «triste» la reacción del Govern y de los partidos de izquierda ante subida del descuento y ha criticado que a la presidenta autonómica «le importe más quién se ha puesto la medalla, cuando quienes se la ponen son los ciudadanos», ha dicho en una rueda de prensa en el Parlament.

La diputada cree que el protagonista de la decisión del Gobierno de aumentar el descuento en el transporte no es ni Biel Company, ni Armengol, ni Rajoy «sino que al fin a los ciudadanos de Baleares mejoran el descuento».

«Si la señora Armengol quiere ganar medallas, que se presente a las Olimpiadas, porque estamos para dar soluciones», ha dicho Prohens, quien la ha acusado de «llevar el traje de secretaria general del PSIB» y no el de presidenta balear.

Prohens ha acusado al ejecutivo de ser «un Govern de perdedores, incapaz de reconocer cuando una cosa es buena si viene desde el PP» y a Armengol de «hacer de todo una lucha partidista y un 'Madrid nos mata'». Cree paradójico que además reclame lealtad institucional: «Francina Armengol no sabe lo que es la lealtad ni lo ha sabido nunca», ha afirmado.

Ha detallado que la ampliación del descuento de residentes al 75 % es para vuelos interislas y en el transporte marítimo siempre que el Govern siga asumiendo un 25 % como ahora; y supone además un incremento del 30 % en el transporte de mercancías hacia la Península, que alcanza así el 65 % y que queda en el 60 % para la importación hacia las islas.

Prohens ha asegurado que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ofreció a Armengol ese aumento al 75 % el pasado enero en Palma porque la tarifa plana era decisión de las instituciones europeas, pero la presidenta lo rechazó y ha señalado que si lo hubiera aceptado no habría hecho falta la negociación presupuestaria con Nueva Canarias que lo posibilitado ahora.

La portavoz popular ha recalcado además que si el descuento de residente puede pasar de 50 a 75 % y en el caso de mercancías de 30 a 65 es gracias a los Presupuestos Generales del Estado «que se aprobarán con el voto contrario del Partido Socialista».

La portavoz del PP cree que la reacción del Govern demuestra «poca altura de miras en política» y «mucho trabajo de marketing y postureo» y ha reprochado al ejecutivo que hace un año que el PP espera una propuesta para el nuevo REB. «Prefiere seguir con el discurso de 'Madrid nos ahoga', que hacer los deberes», ha insistido.

Por otra parte, el diputado popular Álvaro Gijón ha recordado que el Parlament debate mañana la toma en consideración de la ley sobre el alquiler turístico, con tres enmiendas a la totalidad por parte del PP, Ciudadanos y el PI, que la rechazan.

Gijón cree que dicha ley mezcla normativa y no define ni cuántas plazas de alquiler vacacional están disponibles ni cuántas quiere el Govern.

Ha asegurado que es una ley «inaplicable» y que además, una vez aprobada, «no sirve para nada», porque depende de otra administración ponerla en funcionamiento y es muy compleja, ya que los Consells que definirán zonas turísticas y no turísticas, los ayuntamientos deberán manifestar su acuerdo o desacuerdo y posteriormente votarán las comunidades de vecinos.

«Esto es un absurdo, lo mejor que podía hacer el Govern es retirar la ley», ha reclamado.

Según Prohens, que haya tres enmiendas a la totalidad contra la ley que regula el alquiler turístico implica que ésta se ha hecho sin contar con la oposición y ha dicho que el PP quiere abordar esta cuestión pero «sin crear problemas donde no los había».

Sobre la toma en consideración de la Ley de Memoria Democrática de Baleares, Prohens ha criticado que es «de memoria selectiva» y no tiene nada que ver con la de recuperación de personas desaparecidas que se aprobó hace un año con el respaldo del PP y era un acto de justicia.