Imagen de Joan Pons en un reciente acto de la Fundación Jaume III.

8

El director de la Fundación Jaume III Joan Pons Torres propuso a la junta de patronos del pasado mes de marzo trabajar para Societat Civil Balear un día a la semana. A cambio se crearía una nueva plaza de secretario de organización para la fundación que supliera su ausencia, según han asegurado fuentes conocedoras del tema.

En la reunión Pons propuso para cubrir dicha plaza a Matías Rabassa, patrón de la Jaume III, para ocupar esta nueva plaza retribuida con 9.000 euros anuales.

La misma fuente indica que esta plaza iba a ser sufragada por la Fundación Joan Boscà, que actualmente está presidida por el expresidente de Societat Civil Catalana (SCC), Josep Ramón Bosch.

La propuesta de Pons quedó encima de la mesa en primera instancia y la pasada semana volvió a ser incluida en el orden del día, pero no se llegó a debatir tras el abrupto final de la reunión, que se precipitó por la dimisión de cuatro de los patronos presentes.

Las mismas fuentes indican que, con esta propuesta, «Pons pretendía regularizar su controvertida situación ante el patronato de la Fundación y las críticas veladas de algunos patronos que ya habían mostrado su malestar hacia el director por estar trabajando para SCB y Mos Movem».