Vista del Parlament balear.

0

El pleno del Parlament ha aprobado este jueves la Ley de Presupuestos Generales de la comunidad para 2019 por 5.457,75 millones de euros tras el debate celebrado a lo largo de tres jornadas organizadas en once tramos, en las que se han aprobado 34 enmiendas de las 686 debatidas.

Después de tres días, con más de 27 horas de debate, la cámara ha aprobado este jueves el presupuesto con dos enmiendas incorporadas al articulado durante el debate; 10 enmiendas del grupo popular, 6 de Podemos, 2 del PI, 7 de MÉS per Menorca, 2 de Ciudadanos, 3 de Gent X Formentera y 2 de Salvador Aguilera, ha informado el Parlament en una nota.

La portavoz del grupo popular Marga Prohens ha asegurado que se trata de «un presupuesto de tierra quemada que el Govern sabe que no acabará de gestionar, que no responde a las necesidades de los ciudadanos y de carácter muy electoralista», en declaraciones facilitadas por el PP.

Ha acusado al Govern de «postureo», y ha puesto como ejemplo que los grupos que apoyan al ejecutivo hayan votado en contra de una enmienda del Pi sobre las torres de alta tensión de Son Puig, «en contra de los vecinos».

El grupo socialista ha expresado su satisfacción por la aprobación de las cuentas autonómicas para 2019 que consideran que «consolidan el fortalecimiento del Estado del Bienestar impulsado esta legislatura», ha informado el PSIB en una nota en la que destaca que supondrán la eliminación del copago farmacéutico para 190.000 pensionistas, 1.000 millones para educación y el doble de presupuesto para el IBDona contra la violencia machista.

El grupo socialista ha enfatizado que los presupuestos reducen la deuda de la comunidad y consolidan «el mayor crecimiento económico consecutivo gestionado jamás, de más de un 13 % en tres año y medio y eliminando los recortes del PP».

Podemos ha asegurado que «la marea verde ha vuelto al Parlament» con unos presupuestos en los que se invertirán más de 6,3 millones de euros para educación de 0 a 3 años; más de 7 millones para políticas de vivienda de los que 4,5 millones son para poner en marcha la Oficina de Vivienda Vacía para alquiler social y el aumento del presupuesto para Renta Social Garantizada hasta 18 millones.

Destacan también los 2 millones para energías renovables; que se doble la cuantía para inspectores turísticos para que haya uno por cada 20.000 plazas así como los fondos para la Reserva de la biosfera de Menorca.