Montse Seijas, en el juicio por su expulsión.

1

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo también ha admitido a trámite el recurso de la diputada Montse Seijas contra su expulsión del Podemos. Al igual que hizo con el recurso de su compañera del grupo mixto y de expulsión, la expresidenta del Parlament, Xelo Huertas, el alto tribunal entrará en el fondo de las alegaciones de la política menorquina contra las sentencias de un juzgado de Primera Instancia y de la Audiencia Provincial de Palma.

Las dos instancias judiciales rechazaron que se vulneraran derechos fundamentales de ambas políticas y ratificaron la expulsión del partido político.

El Supremo da ahora a Podemos un plazo de veinte días para que impugne el recurso. La admisión a trámite de los escritos no implican que los magistrados vayan a dar la razón ni a Huertas ni a Seijas. Por ahora sólo han superado el primer trámite, el que hace fracasar a la mayoría de recursos ante el Tribunal Supremo.

En este caso, el tribunal aborda un conflicto que tiene que ver con derechos fundamentales y de participación política. Los dos recursos alegan una serie de irregularidades en el proceso por el que se les expulsó del partido y en el funcionamiento de los órganos disciplinarios del mismo. Las dos instancias judiciales de Mallorca consideraron demostrado que las entonces diputadas del grupo parlamentario de Podemos infringieron la normativa interna al condicionar su voto a favor de los presupuestos a que se mantuviera un convenio por el que se financiaba a su compañero de partido, el científico Daniel Bachiller. Según resolvieron los tribunales, mostraron su oposición incluso en contra de lo que manifestaran los órganos de decisión de la formación.

También se rechazó que se trataran de manifestaciones amparadas por la libertad de expresión, porque lo que hacían era manifestar una decisión que ya se había adoptado y que chocaba con el partido.