Imagen de los investigadores examinando este domingo el lugar del accidente en Dalt Murada.

3

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han emitido un informe a la autoridad judicial en el que comunican que, tras realizar numerosas gestiones y avalados por un informe de los técnicos del Ajuntament de Palma, la muerte de una turista brasileña este domingo en Dalt Murada por la caída de una palmera fue accidental.

Este lunes fuentes oficiales de la Jefatura Superior de Policía de Baleares han informado de que el Grupo de Homicidios examinó la escena del suceso y que ya obra su poder un informe municipal en el que los expertos certifican que la palmera no estaba enferma y que había sido revisada el pasado 26 de septiembre.

Noticias relacionadas

Los investigadores no han hallado elementos de culpabilidad y trabajan con la hipótesis de que fue una fuerte racha de viento la que arrancó de cuajo la parte superior de la palmera, cayendo desafortunadamente sobre la mujer brasileña de 41 años, que se encontraba en ese momento en la zona junto a su hija, de diez años, y su pareja.

La regidora Angélica Pastor ha confirmado este lunes que se han enviado muestran de la palmera a un laboratorio para ratificar que no sufría ningún tipo de afección que no pueda detectarse a simple vista.

Pastor ha defendido la actuación de los técnicos en las labores de inspección del arbolado de Palma y se ha puesto a disposición de la familia de la fallecida para cualquier trámite necesario.