El mirador de Formentor, sin apenas turistas este año. | Efe

0

El presión humana sobre el territorio balear descendió de forma significativa durante el pasado mes de julio hasta el punto de que se situó en niveles no vistos desde el año 2004. Los datos son especialmente significativos y durante este mes se produjo un pico máximo de 1.572.900 personas al mismo tiempo en las Islas en un solo día.

Fue el 25 de julio. En ese fecha había en las Islas 1,5 millones, una cifra que se sitúa lejos de los más de dos millones que se alcanzaron en julio del año pasado. No se habían visto unos datos parecidos a los de este mes de julio desde hace 16 años.

Entradas y salidas

Los datos los ofreció ayer el Instituto Balear de Estadística (Ibestat), que es el encargado de realizar los cálculos del Índice de Presión Humana (IPH). Este índice mide el número de personas que hay cada día en las Islas en función de las entradas y salidas en puertos y aeropuertos.

El fin del estado de alarma permitió recuperar la movilidad y que comenzaran a llegar turistas de forma tímida a partir del mes de junio, con la puesta en marcha del plan piloto. En junio apenas se produjo una variación en la presión humana sobre el territorio y el pico máximo de ese mes fue de 1.292.540 personas en un mismo día, apenas 50.000 más que el día de menos ocupación humana en las Islas.

La situación comenzó a cambiar a partir de julio, mes en el que la presión sobre el territorio aumentó hasta ese 1,5 millones de personas, pero muy lejos de los dos millones de 2019, uno de los años récord en materia turística. A pesar de las buenas expectativas iniciales, la llegada de turistas fue mucho menor de la esperada, lo que tiene consecuencias en el IPH.

Los datos por islas

Por lo que se refiere a los datos por islas, es Mallorca la que presentó una mayor presión, con la presencia simultánea de 1.146.812 personas en un solo día. En Menorca el máximo fue de 160.336 en un solo día mientras que Eivissa y Formentera sumaron un total de 268.268 residentes fijos o temporales en un solo día.

Una forma de medir la población flotante

El Índice de Presión Humana (IPH) puede ser una herramienta útil para medir, al menos en una parte, lo que se conoce como población flotante: la que está en las Islas en un momento determinado, pero no vive de forma habitual en la Comunitat, si bien hay que tenerla en cuenta a la hora de prestar determinados servicios, como la sanidad o la recogida de basuras.