Francina Armengol, en una imagen de archivo en el Parlament.

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha asegurado este miércoles que el chat de exmilitares en el que un participante abogó por el fusilamiento de millones de españoles demuestra la «realidad social» de que «el fascismo aún está presente».

Armengol ha señalado en el pleno del Parlament que «es muy grave» que quienes han sido «servidores públicos» hagan «discursos de incitación a la violencia» y ha defendido que el Gobierno ha actuado correctamente al poner el contenido de ese chat en manos de la Fiscalía.

No obstante, la jefa del ejecutivo autonómico ha apuntado que también es necesario «dejar bien el buen nombre de las fuerzas armadas».

Noticias relacionadas

La presidenta ha respondido así a la pregunta sobre la actuación del Gobierno en este caso planteada por la diputada por Formentera, Sílvia Tur, para quien las manifestaciones de tono golpista de exmilitares son fruto de una transición a la democracia mal resuelta.