El frío se hizo notar este jueves en Palma.

0

La temperatura media de Baleares (tomando como referencia los valores de los aeropuertos de todas las Islas) está aumentando 0,3 grados cada diez años, lo que supone un crecimiento muy alto y muy por encima de lo aconsejable de cara a la contención del cambio climático.

El dato fue aportado este jueves por María José Guerrero, delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en su balance del invierno y predicción para la primavera, que se inicia mañana.

Por estaciones, el incremento de la temperatura media de Balears es de 0,5 grados en primavera y 0,4 grados en verano cada diez años, mientras que el otoño se queda en 0,3 grados y el invierno, en 0,1. Por su parte, las precipitaciones de las Islas muestran un descenso, aunque moderado, de un 1,2 % cada diez años.

En su balance meteorológico del invierno, Guerrero señaló que «ha sido cálido, seco y ventoso, dando paso a una primavera cálida y normal en precipitaciones, aunque se iniciará con un tiempo frío y lluvioso».

El invierno que acaba ha sido el décimo más cálido de los últimos 30 años. La delegada territorial de Aemet explicó que «la temperatura media del invierno en Balears ha sido de 11,6 grados, 0,7 grados por encima del valor normal. En Mallorca se han registrado récords de temperaturas máximas de enero y febrero, y no ha habido olas de frío. Así, en Son Servera se dio la temperatura más alta en la Isla en un mes de enero, con 26,8 grados. Y Lluc batió sus récords de temperaturas máximas de los meses de enero y febrero, con 23 y 23,2 grados, respectivamente. Pollença batió su récord de febrero, con 26,2 grados».

En cuanto a las lluvias, en Baleares ha llovido un 24 % por debajo de los valores normales. Y en lo referente al viento, Son Servera registró una racha de 186 kilómetros por hora, la más alta de Balears en un mes de enero. Y una racha de 130 kilómetros por hora batió el récord del aeropuerto de Palma.

A partir de este viernes habrá una apreciable bajada de temperaturas, con máximas de 10-12 grados, y precipitaciones que pueden ser de nieve a partir de los 600 metros. El sábado pueden registrarse fuertes vientos. Esta situación meteorológica durará al menos hasta el lunes.