Un momento de la visita de María Jesús Montero al Centre de Simulació de Son Espases, celebrada este miércoles.

1

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que el Gobierno tiene «voluntad» de pagar los 78 millones de IVA debe a Balears y ha asegurado que estudiarán la sentencia que obliga al pago de esta cantidad a Castilla y León. «Se estudiará la sentencia y lo que se haga con un territorio se hará con todos», ha asegurado Montero en Palma, donde ha acudido a la firma de un convenio con la presidenta Francina Armengol para el pago de los 855 millones de euros de ayudas a las empresas.

La ministra ha recordado que este recorte del IVA lo hizo el exministro del PP Cristóbal Montoro «con nocturnidad y alevosía» y precisó que intentó arreglar el pago en los Presupuestos de 2019, algo a lo que se opuso el PP. «No ha sido un problema de no querer entregar recursos porque hemos entregado más de 13.500 millones a las comunidades autónomas sin tener que ver con sentencias», ha señalado.

En su primera visita a las islas, la ministra de Hacienda ha anunciado que «en breve» se reunirá la comisión bilateral para que los Presupuestos Generales de 2022 incluyan el factor de insularidad del REB, que obliga a que Baleares esté en la media de inversiones del Estado. En cualquier caso, ha defendido que los Presupuestos de este año ya lo incorporan porque las inversiones en Baleares están por encima de la media si se tienen en cuenta, además de las inversiones directas, las transferencias de capital que hace el Gobierno. Con respecto a la aprobación de la parte fiscal del REB, la ministra ha señalado que ha sido un año «muy complicado» para abordar su desarrollo. «El régimen fiscal jugará un papel importante a partir de ahora en el proceso de reactivación pero nuestra prioridad ha sido aportar recursos contra la pandemia», ha dicho.

Con respecto a la modificación del sistema de financiación, caducado desde el año 2014, la ministra ha señalado que espera que se abra un debate «sosegado» entre sobre la reforma entre las comunidades y los partidos políticos, pero ha insistido en que el Gobierno ha sido "sensible" con las necesidades de Baleares y de otras comunidades al aportar fondos específicos contra la pandemia.

La ministra ha asegurado que los 855 millones de ayudas que recibirán Baleares para ayudar a las empresas son «una clara apuesta para que haya una recuperación económica en el menor tiempo posible» y ha alabado la «prudencia» y la «actitud inteligente» de la presidenta Francina Armengol en la gestión sanitaria de la crisis para que ningún país ponga cortapisas a la llegada de turistas a las islas ante unos posibles malos datos sanitarios.

Francina Armengol ha agradecido la ayuda del Gobierno durante estos meses y ha asegurado que nunca antes Baleares había recibido tanto dinero «ni había sido tratada de manera tan justa». Armengol ha asegurado que el Gobierno «ha entendido muy bien» las consecuencias de la caída del PIB y la situación especialmente difícil que viven las Islas a la hora de conceder las ayudas. «Madrid ha entendido muy bien nuestra situación», ha dicho.