Imagen del Llar de ancians.

0

El Consell de Govern ha aprobado este lunes introducir cambios en el cálculo del copago del servicio de atención residencial, de manera que se garantizará que la pareja del usuario disponga de una cantidad anual de renta superior a la fijada actualmente.

En concreto, en el cálculo del copago, al tener en cuenta los ingresos de la pareja de una persona que ingresa en una residencia, se garantizará que se quede con al menos dos IPREM (indicador público de renta de efectos múltiples), en lugar de uno.

De este modo se pretende garantizar que las personas con menos recursos económicos puedan seguir viviendo con un cierto grado de autonomía económica en su domicilio.

Este cambio forma parte de una serie de modificaciones a dos decretos legislativos aprobados por el Govern durante 2020 en materia de asuntos sociales. Estas novedades han sido aprobadas este lunes en el Consell de Govern.

Según ha informado el portavoz, Iago Negueruela, esto también incluye cambios en la renta de emancipación de personas extuteladas y en el sistema de renta social garantizada.

En cuanto a las novedades en la renta de emancipación, hasta ahora podían ser beneficiarios de la renta de emancipación en Baleares los jóvenes ex tutelados que han sido tutelados por los Consells Insulars. Dado que la situación de llegada de menores no acompañados se ha incrementando en los últimos años --especialmente en Canarias, Ceuta y Melilla-- el Govern ha modificado esta prestación para que los jóvenes extutelados procedentes de otras Comunidades puedan cobrar esta ayuda si cumplen el resto de requisitos.

Respecto a la renta social garantizada, se ha aprobado permitir que los beneficiarios puedan mantenerla cuando se desplacen a otro territorio por motivos laborales o profesionales por un plazo máximo de cuatro meses, siempre que lo puedan justificar.

Hasta ahora, uno de los requisitos para cobrar la renta social garantizada era residir de forma ininterrumpida durante 12 meses en Baleares. El cambio se ha aprobado para promover la contratación laboral y facilitar la obtención de ingresos puntuales motivados por trabajo ocasional o temporal.