Hace unas semanas que en la Isla persiste un polvo en suspensión originario de África. Este fenómeno ha provocado que el barro se acumule en vehículos, terrazas o persianas.

0

El archipiélago balear vive el año con más precipitaciones acompañadas de polvo en suspensión   desde que se tienen registros. Así lo informó este lunes el portavoz adjunto de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares,Miquel Gili, a Ultima Hora, a raíz de la persistencia, todavía, de este polvo rojizo de origen africano que ha manchado de barro los vehículos de Mallorca estas últimas semanas.

Preguntado por este fenómeno meteorológico, Miquel Gili manifestó que «este aire que afecta a Balears está siendo más de origen africano que otros años y, por lo tanto, se puede relacionar con un cambio en el comportamiento de la atmósfera. Este ambiente no nos abandonará», sostuvo.

La semana en la Isla no solo ha comenzado con este polvo africano persistente, sino también con un cambio de guion en las temperaturas. Ayer la Aemet situó a Mallorca en riesgo por aviso naranja hasta las 17.00 horas de la tarde, después de formarse en el mar balear, próximo a laComunidad Valenciana, fuertes tormentas y precipitaciones que se han ido desplazando durante la jornada hasta el Archipiélago. Según la Aemet, primero afectó a las Pitiüses y luego alcanzó Mallorca y Menorca por el sur. A pesar de todo, no se esperan rachas de viento de mucha intensidad.

En cuanto a las lluvias, donde más se acumularon las precipitaciones fueron en Palma/Portopí (22,2 litros por metro cuadrado) y en el aeropuerto de Son Sant Joan (19 litros por metro cuadrado). Mientras, en Llucmajor alcanzaron casi los siete litros, en Porreres alrededor de cuatro y en sa Pobla más de tres litros.

Inestabilidad

La Aemet prevé una semana con mucha inestabilidad en el tiempo. Aunque se espera que hoy la lluvia y tormenta den tregua –podría haber alguna precipitación débil–, la tormenta y la lluvia con intensidad regresarían de nuevo a partir del jueves, con viento de nordeste que mantendrían así a Mallorca y Menorca hasta el viernes.

En relación a las temperaturas,    no cambiarán mucho sus valores. Si ayer se registraron máximas de 27 grados y mínimas de 20 a 24 grados, tras el paso de la tormenta, la escena para estos días es similar: permanecerán los valores térmicos altos, las mínimas volverán a ser de entre 20 a 23 grados y la racha de viento será suave. No se descartan intervalos nubosos entre hoy y mañana y no habrá noches tropicales.