Imagen de archivo de un encuentro entre Pedro Sánchez y la presidenta Francina Armengol en el Consolat de Mar.

1

Tras años oyendo hablar y debatir sobre un Régimen Especial Balear que reconozca el factor de la insularidad, Madrid al fin cumple. Si bien las Islas recibirán del Estado un total de 172,35 millones de euros en concepto de inversión territorializada, también se ha aprobado una partida del anhelado REB para compensar el déficit histórico en inversiones, de 182,77 millones de euros. Así pues, la previsión real para el año que viene, sumando los dos conceptos recogidos en las cuentas del Estado que ayer empezaron su tramitación en el Congreso de los Diputados, es de 355,12 millones de euros, la cifra má alta de la historia que sitúa a las Islas por encima de la media.

Los 172,35 millones de inversión territorializada para el próximo ejercicio suponen el 1,3 % del conjunto de las autonomías que suman un total de 2.267,07 millones de euros. Si nos quedamos sólo con esta cifra, Balears sería una de las pocas comunidades donde disminuye la inversión respecto al proyecto de Pressupuestos Generales del año pasado, cuando la cifra fue de 201,11 millones.

Dentro de estas inversiones no se contempla, al menos de momento, la histórica partida del convenio de carreteras adeudada a los consells insulares, si bien el año pasado se destinaron 4 millones de euros.

Lo que sí recoge el proyecto de las cuentas del Estado para 2022 es una partida de 175 millones para los dos archipiélagos en concepto de promoción de la energía sostenible para fuentes de electricidad renovables, soluciones de almacenamiento y proyectos inteligentes.
También se presupuestan 200 millones de euros para el impulso de la digitalización de los destinos turísticos y de las empresas turísticas, que beneficiarán a Balears, y 110 millones de euros en estrategias de resiliencia turística para territorios extrapeninsulares.

Dentro del ámbito de la Justicia, los Presupuestos recogen la licitación e inicio de la redacción de los nuevos edificios de los juzgados de Ciutadella en Menorca, el inicio de obras en los juzgados de Manacor y la licitación de la redacción de la segunda fase de los proyectos de nuevos edificios judiciales en Eivissa.

Por otra parte, el Ministerio del Interior incluye 650.000 euros para infrastructuras de la Policía Nacional, ubicadas en Mallorca, así como una partida menor, de 50.000 euros, destinada a la Guardia Civil.

Una de las noticias más esperadas es que las cuentas del Estado para el año que viene contemplen un millón de euros para la ampliación y remodelación de la depuradora de Palma, una de las infraestructuras que más urge renovar, además de otro tipo de intervenciones en aguas regeneradas. Si se aprueban las cuentas, habrá inversión en el Baluard del Príncep; el caso antiguo de Inca o el edificio costero de Balears (Socib), tal y como recoge Europa Press.

Por otra parte, una de las partidas más importantes se destinará a mantener el 75 % del descuento de residente, ya sea en traslados marítimos o aéreos. Los créditos destinados a estas subvenciones alcanzan en 2022 el importe de 783 millones de euros entre los territorios subvencionados, ya sea Balears, Canarias o Ceuta y Melilla.

Como se recordará, se llegó a debatir el hecho de concretar estas cantidades como inversiones directas un debate que, de momento, parece descartado.