Francina Armengol este martes en la sesión del Parlament. | Pilar Pellicer

0

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha recalcado este martes que Baleares podrá «co-decidir» junto al Estado las inversiones a las que se destinarán los 183 millones incluidos en los PGE por el factor de insularidad, «cosa que no pasa ni en Cataluña».

Así se ha expresado la presidenta en respuesta a una pregunta del portavoz del PI, Josep Melià, durante el pleno del Parlament. Además, respondiendo a otra pregunta sobre el mismo tema de la portavoz de Cs, Patricia Guasp, Armengol ha defendido que los de 2022 serán unos «buenos presupuestos» por su aumento del gasto social y la inclusión de los mecanismos de recuperación.

La presidenta ha defendido el proyecto de presupuestos estatales porque implican superar por primera vez «la media de inversión per cápita respecto al resto de territorios españoles», si se suma a la inversión territorializada el dinero del factor de insularidad. Armengol ha añadido que en cinco años tienen «asegurados» 623 millones de euros.

Además, ha insistido en que Baleares podrá decidir el destino de los fondos «de forma pactada», argumentando que eso no ocurre en el caso de otras inversiones estatales en otros territorios, por lo que ha señalado que con esto la Comunidad suma en «autogobierno».

Tanto Melià como Cs han reprochado a Armengol que sume los fondos del factor de insularidad a los de inversión real territorializada para hacer el cálculo de inversión por habitante. El portavoz del PI ha sostenido que la media de inversión es de 147 euros por balear, frente a los 282 euros por persona estatales, recordando que la inversión real territorializada ha pasado de 200 a 172 millones entre 2020 y 2021.

En este sentido, Melià ha considerado que los PGE de 2022 «continúan con el maltrato estructural a Baleares» y que el Govern «maquilla las cifras» para «despistar a la opinión pública». Además, ha reprochado que se utilice para ello el factor de insularidad, destinado según el texto legal a «compensar las consecuencias del hecho insular». «No es sólo para inversión», ha dicho.

Por su parte, la portavoz de Cs ha reprochado a Armengol que trate de «sumar lo insumable» y ha coincidido en que los presupuestos dejan a Baleares «por debajo de la media estatal». «Recibiremos 30 millones menos», ha dicho.

En esta línea, Guasp ha preguntado a Armengol si cuando cerró el acuerdo sobre el factor de insularidad «conocía que iba a compensar» una caída en otras inversiones. «¿Entiende que los ciudadanos se sientan estafados?», ha apostillado.

Además, la diputada naranja ha recordado que los PGE no incluyen «ni un euro» para el convenio de carreteras, pero el Govern «sigue presupuestándolo como ingreso, y cada año es una nueva bofetada por parte del Estado».

Guasp ha dedicado la última parte de su intervención a pronunciar unas palabras de recuerdo a Joan Mesquida, fallecido hace un año, quien fue coordinador del comité autonómico de Cs y anteriormente había sido director de la Policía y la Guardia Civil y secretario de Estado de Turismo en gobiernos socialistas.