La Policía Nacional accedió al interior de la habitación del hotel de Hospitalet. | ALEX SEPULVEDA

0

Secuestro frustrado. Agentes de la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y Mujer) de la Policía Nacional de Palma, en colaboración con sus homólogos de Barcelona, han detenido a una mujer, de 57 años, por un presunto delito de sustracción de un menor.

La ahora detenida pretendía secuestrar a su nieto y llevárselo a Londres. Hace unos días, la madre del pequeño, de 10 años, comenzó a detectar una actitud extraña por parte de su madre, que vivía con ellos en el mismo domicilio familiar desde hacía unos tres meses. La abuela entraba en la habitación del niño, cogía ropa limpia y la introducía en una mochila. Al ser preguntada por ello, se excusaba diciendo que era ropa sucia y que la iba a lavar.

En cierta ocasión, detrás de una cortina apareció una maleta, pero nadie le dio mayor importancia. El pasado viernes, la abuela, el niño y el perro de la familia salieron de la casa, en torno a las nueve de la mañana, para dar un paseo. Al ver que no regresaban y los intentos de contactar con ellos resultaban infructuosos, la madre del pequeño decidió alertar a su pareja. A las 13 horas, al ver que no tenían noticia alguna de ellos, pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Nacional.

Al tratarse de un niño de tan corta edad, se activó el protocolo de desaparición inquietante y se dio una alarma a todos los hospitales, hoteles, puerto y aeropuerto. La tensión iba en aumento a medida que transcurrían las horas y no se tenía ni idea del paradero de los desaparecidos. La familia informó que la abuela tomaba una medicación muy fuerte y que estaban muy preocupados.

Tras realizar varias gestiones en el aeropuerto y el puerto, se comprobó que no había salido nadie de la Isla que respondiera a esos nombres. Bien entrada la madrugada, gracias a las gestiones practicadas por la UFAM Palma y la Policía Nacional de Barcelona, saltó una alarma en un hotel de Hospitalet. Acto seguido, en un operativo conjunto, varias unidades de la comisaría de Barcelona, acudieron a un hotel ubicado en un polígono industrial de Hospitalet (Barcelona) e irrumpieron en la habitación de la mujer.

El niño se encontraba en perfectas condiciones y en ese instante se procedió al arresto de la mujer por un presunto delito de sustracción de menor. El pequeño, fue entregado a su madre, que viajó a Barcelona en el primer vuelo.