Cribado en un hospital de Mallorca.

1

Son Espases ha confirmado que los cuatro casos que analizaba el Laboratorio de Microbiología del hospital del centro hospitalario están infectados con la nueva variante ómicron. Se trata de tres miembros de una misma familia, y, en esta ocasión, llegados de la Península. Según ha detallado la consellera, se trataría de un hombre que viajó recientemente a la Península y que tras el viaje dio positivo, afectando a otras dos personas de su familia. Además, otro ciudadano que sí llegó a Baleares procedente de Sudáfrica también ha dado positivo en la nueva variante.

En estos momentos hay seis casos confirmados con la nueva variante. Los dos confirmados procedían Sudáfrica, un tercer caso sospechoso es de una persona que también voló a Baleares desde este país y los tres nuevos casos tienen origen en la Península. Los cuatro últimos casos se detectaron el sábado.

Noticias relacionadas

Patricia Gómez, consellera de Sanidad, ha manifestado que no se puede hablar de que exista una transmisión comunitaria de esta variante en Baleares, pero sí ha señalado que se hace seguimiento a todos los contactos de estos casos sospechosos de la nueva variante sudafricana para cortar cualquier posible cadena de transmisión. La consellera ha señalado que, muy probablemente, se irán viendo nuevos casos de esta variante conforme pasen los días.

El primer caso de la variante ómicron se detectó en una mujer que llegó a Baleares vía Frankfurt al realizarle un test preventivo en el aeropuerto. Ante las dudas sobre la existencia de esta cepa, el test se envió al Laboratorio de Microbiología de Son Espases, que confirmó el diagnóstico. La mujer no presentaba síntomas de la enfermedad y su pareja, que viajaba con ella, estaba sana. Al día siguiente se detectó un segundo caso también procedente de Sudáfrica con escala en Etiopía y luego en Frankfurt.