El plan de estabilización tiene previsto que 2.305 trabajadores eventuales pasen a ser interinos. | M. À. Cañellas

0

El Servicio de Salud, Ib-Salut, prevé reducir la eventualidad en la red sanitaria pública de las islas un 38 % por dos vías, un plan de estabilización que hará que 2.305 trabajadores eventuales pasen a ser interinos, y varios procesos de oferta de empleo público para conceder 3.894 plazas fijas. Ambas medidas se enmarcan en la política de estabilización del empleo del Govern y «son una de las principales apuestas del Servicio de Salud para tratar de reducir la eventualidad, eliminar la precariedad y ofrecer estabilidad a los trabajadores del sistema sanitario público», ha informado la Conselleria de Salut en un comunicado.

Ya ha comenzado el plan de estabilización para que 2.305 trabajadores pasen de eventuales a interinos permitirá, según el Govern, «consolidar las plantillas y también fidelizar a los profesionales de la sanidad pública». Del total de puestos de trabajo, las categorías que están en un proceso más avanzado son las 237 plazas de médico especialista (familia, urgencias, hospitalaria…), 448 de enfermero, 58 de enfermero especialista, 185 técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, 219 de gestión y servicios (el 79 % de estas plazas corresponde al grupo administrativo, auxiliar administrativo y celador) y 22 fisioterapeutas.

El Servicio de Salud se centra en los puestos de trabajo ocupados por personal eventual que tenga más de dos años de antigüedad y los transforma en personal interino. Una vez finalizado este proceso, y tras analizar las necesidades de la plantilla, el Servicio de Salud iniciará una segunda fase en la que se irán implementando procesos de interinización de puestos de trabajo que hasta ahora se cubrían con trabajadores temporales. Finalizadas estas dos fases, estos puestos serán susceptibles de integrarse en los procesos de oposición.

En cuanto a la convocatoria de ofertas de empleo pública, según la Conselleria cuando finalicen los procesos puestos en marcha desde 2015, serán 3.894 los trabajadores que habrán obtenido una plaza fija en el sistema sanitario público de las Islas Baleares. De estas plazas, 2.362 trabajadores de 31 categorías ya se han incorporado a una plaza fija (procesos finalizados, en los que 1.036 plazas se adjudicaron este octubre) y 1.532 plazas están en procesos iniciados para 27 categorías.