La denuncia de Trasmed ha sacado a la luz la falta de efectivos de APB. | Gemma Andreu

5

Las navieras que operan en los cinco puertos de interés general que gestiona la Autoridad Portuaria de Balears, entre ellos el puerto de Maó, se quejan de que la falta de personal está provocando problemas de operatividad en sus programaciones de tráfico de pasajeros y de mercancías en estos puertos.

Trasmed ha sacado a la luz esta cuestión por los problemas que ha tenido en Alcúdia con Baleària al no respetarse los slots de llegadas. El sector náutico critica que la falta de personal es la que provoca estos desajustes, que afectan tanto a navieras como a pasajeros.

En la Memoria de Sostenibilidad de APB de 2020 ya se aprecia que la evolución del número de trabajadores en el ente portuario ha ido decreciendo de forma paulatina desde 2008. Así, se ha pasado de una media de plantilla de 365 trabajadores a los    324 del pasado año. Es decir, 41 trabajadores cuyos puestos no han sido cubiertos al no haberse realizado ningún tipo de concurso de contratación laboral.

Las navieras afectadas han podido comprobar en los últimos años el impacto negativo de esta situación, que se ha agravado este verano con la entrada en el mercado balear de la naviera italiana GNV, la alemana FRS y la francesa Corsica Ferries.

En la citada Memoria de Sostenibilidad se recoge que el año pasado 247 trabajadores eran personal fijo y el resto, temporal. Más de la mitad de las personas en plantilla fija en el ente portuario tiene ahora más de 50 años y el porcentaje de mayores de 40 años es superior al 90 por ciento.