El electrolizador procesa agua para separar átomos de oxígeno e hidrógeno.

10

La planta de hidrógeno de Lloseta arrancó este jueves con la generación en pruebas de las primeras moléculas de hidrógeno verde. La instalación es el primer proyecto de hidrógeno renovable a escala industrial en España y es también pionero en el sur de Europa, tras recibir la autorización ambiental integrada por parte del Govern. El proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca está liderado por Acciona Energía y Enagás, y cuenta con la participación de Cemex y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Esta planta generará hasta 300 toneladas de hidrógeno verde cada año, producidas al 100 % a partir de plantas fotovoltaicas, por lo que se podrían reducir las emisiones de CO2 hasta 20.700 toneladas anuales.

La producción de hidrógeno se realizará de forma paulatina y acompasada a la disponibilidad de las infraestructuras necesarias para su suministro a clientes finales. Para el Govern, el proyecto «supone un gran paso hacia el cumplimiento de la Llei de Canvi Climàtic, así como del Acuerdo de París y de los objetivos europeos. Esta planta de hidrógeno verde contribuirá a mantener en el territorio más del 70 % de la energía consumida en Balears, además de ofrecer mayores garantías ante posibles crisis de suministro».

El proyecto cuenta con una subvención directa por parte de la UE de 10 millones de euros que logrará movilizar casi 50 millones en conjunto. El Govern, por su parte, ha realizado una inversión de 3,75 millones de euros, mientras que el IDAE ha aportado 2,5 millones. La producción a escala industrial se iniciará a principios de año. El vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes, señaló que «Balears hace historia en Europa e inicia una nueva era hacia la emisión 0». Como secretaria general de Podemos, la ministra Ione Belarra dio «la enhorabuena a los compañeros de Balears».