Los alumnos de Baleares han vuelto este domingo al cole.

1

Los alumnos de Baleares vuelven este lunes a clase, después de las vacaciones de Navidad, con más de 300 profesores de baja por COVID-19, según han informado fuentes de la Conselleria d'Educació; se desconoce cuántos alumnos no han asistido por estar aislados o en cuarentena. Además, la cifra podría aumentar en las próximas horas, lo que lleva a la Conselleria a prever «situaciones complicadas» en los centros. El director general de Planificació, Ordenació y Centres, Antoni Morante, ha asegurado en una entrevista en IB3 Radio que los 60 docentes contratados para sustituciones exprés ya están movilizados y ha recordado que si es necesario habrá más contrataciones.

Según ha informado la Conselleria, 240 bajas son en Mallorca, 47 en Ibiza, cuatro en Formentera y nueve en Menorca. Del total, 255 pertenecen al cuerpo de maestros de Infantil y Primaria y 45 al resto de cuerpos.

Noticias relacionadas

Según ha explicado, las sustituciones se están desarrollando rápidamente en función del momento del contagio y teniendo en cuenta los cambios en la duración del las cuarentenas, ya que los contagios entre los docentes son datos comunicados este domingo a última hora de profesores que han dado positivo en los últimos siete días. En todo caso y aunque de momento, ha apuntado, no se han registrado incidencias en centros educativos para hacer frente a las bajas, ante la posibilidad de que aumente el número de bajas, ha admitido que se prevén «situaciones complicadas». Morante ha añadido que las situaciones más complejas podrían darse en el caso de sustituciones en algunas especialidades de Formación Profesional. Por otra parte, Morante ha calificado como «preocupante» el porcentaje de vacunación de menores de 12 años, el más bajo de España. De este modo, aunque ha asegurado que desconoce el motivo concreto de estos porcentajes y cuyas razones debería explicar Salud, Morante ha insistido en la necesidad de que se acelere está vacunación de menores.

La vuelta a la escuela este lunes, 10 de enero, es completamente presencial en todos los niveles educativos. Eso sí, se han reforzado las medidas en vigor, con la finalidad de que la vuelta a las aulas sea lo más segura posible. La Conselleria d'Educació ha enviado una circular a los centros escolares, que éstos han remitido a los padres, en las que se informa de los síntomas con los niños no deben ir al colegio; se han actualizado porque han variado algo con la nueva variante ómicron. En concreto, deben quedarse en casa si tienen fatiga, irritación de garganta, dolor de cabeza, molestias musculares, secreción nasal, estornudos, lumbalgia, sudores nocturnos, náuseas, pérdida del cabello, conjuntivitis, tos, fiebre y ligera pérdida del olfato y el gusto.

Además, les recomienda que tomen la temperatura a los alumnos antes de entrar en el centro educativo; no pueden superar los 37,5º. Además, insta a los padres a vacunar contra la COVID-19 a los niños desde los cinco años de edad. En cuanto a la revisión de las cuarentenas y la gestión de los casos positivos, están a la espera de que las autoridades sanitarias revisen los protocolos actualmente vigentes. También precisa que en el segundo trimestre no se podrán realizar actividades extraescolares con pernoctación, salvo las incluidas en el programa Erasmus+. Los trámites administrativos deben llevarse a cabo preferentemente de manera telemática.