Josep Castells, portavoz de Més per Menorca. | Foto: JAUME MOREY¶

13

La nueva Ley de Educación de Balears, ahora en trámite en el Parlament, incorporará dos propuestas de Més per Menorca, la primera permitirá que los centros docentes abran fuera de su horario lectivo, y la segunda consiste en la eliminación de los exámenes exclusivamente memorísticos. Ambas enmiendas menorquinistas a la ley fueron aprobadas en la cámara autonómica y suponen importantes cambios en la norma. Los colegios públicos podrán aprobar planes de apertura más allá del horario de clase, tanto para usar sus instalaciones para actividades y la formación permanente de las familias o la comunidad como para cederlas, mediante acuerdos, a asociaciones sin ánimo de lucro.

Todos los partidos apoyaron esta propuesta, algo que celebró el diputado de Més, Josep Castells, quien afirmó que con esta medida «favorecemos la integración de las infraestructuras educativas con la vida social de los barrios, y potenciamos una filosofía que algunos centros y ayuntamientos pioneros ya habían comenzado a implementar».

Por otro lado, la novedad en cuanto al método educativo es la supresión de exámenes basadas solo en la memorización y repetición de contenidos para potenciar, en su lugar, el aprendizaje por competencias. El diputado Josep Castells considera que «esta novedad representa una auténtico avance pedagógico». Para el político de la formación de izquierdas «desgraciadamente hasta ahora hemos tenido un sistema educativo excesivamente centrado en hacer que los alumnos memoricen una serie de contenidos que vierten en un examen y que, en muchos casos, olvidan al cabo de unas semanas de haber sido examinados, eso no tiene ningún sentido», defiende el parlamentario.