Los responsables del IB-Salut evalúan qué consecuencias ha tenido el problema, que ha afectado a los hospitales y el resto de centros del IB-Salut. | M. À. Cañellas

37

El IB-Salut se ha visto obligado a aplicar un protocolo de seguridad tras detectar una alerta hace unas semanas que ha obligado a cambiar las contraseñas de los profesiones del Servei de Salut y a restringir el uso de internet para proteger el sistema. Es una de las medidas cortafuegos que se han adoptado. Los responsables del IB-Salut señalan que la alerta se detectó hace dos semanas por parte de la Subdirección de Tecnologías de la Información. Un portavoz del Govern asegura que las medidas se tomaron para incrementar la seguridad del sistema y afirma que se continúan introduciendo mejoras técnicas y evaluando la situación. El ataque ha afectado a todos los centros dependientes del IB-Salut, es decir hospitales, PAC y demás centros de Atención Primaria y la Conselleria de Salut trabaja para evaluar las consecuencias de esta intrusión.

El Govern habla de alerta, detectada hace dos semanas, y por ahora no explica qué consecuencias ha podido tener esta intrusión, como por ejemplo si personas ajenas al sistema han podido acceder o no a los expedientes médicos tanto de los hospitales como del servicio de Atención Primaria. Los responsables de Salut insisten en que en el momento en que se detectó la alerta se activaron de inmediato una serie de protocolos técnicos para aumentar la seguridad digital del sistema. Profesionales del Servei de Salut señalan que ya hace dos semanas que no pueden acceder a internet desde sus ordenadores y añaden que los responsables del IB-Salut hablan directamente de ciberataque. Es, al menos la razón oficiosa que ha esgrimido desde la dirección de los centros para explicarles por qué no pueden conectarse a internet.

Se desconoce si este incidente ha afectado a las bases de datos externas en las que figuran todo el historial de los pacientes, pero el PP ya ha presentado una serie de preguntas para pedir explicaciones ante un hecho que consideran muy delicado. Los ‘populares’ quieren saber hasta dónde ha llegado el problema que ha obligado a activar el protocolo de seguridad y por qué se ha cortocircuitado el acceso a internet dado lo sensible de la información que tiene el IB-Salut sobre todos los ciudadanos de Baleares. El PP lamenta también que el incidente se produjera hace dos semanas y que, pese a ello, ni la Conselleria ni ningún responsable del Servei de Salut haya salida a dar explicaciones de este hecho. Creen que ha habido una total falta de transparencia y anuncian una batería de medidas de control.

El apunte

Un sistema que está digitalizado en todo el servicio

Desde que estalló la pandemia, todo el Servei de Salut de Baleares ha hecho un enorme trabajo en la digitalización del modelo de atención médica dadas las limitaciones que ha habido para hacer un trabajo presencial en los centros de salud y, en algunos casos, hasta en los hospitales. Este avance ha hecho que todo el servicio esté digitalizado al máximo, lo que incluye la atención, el proceso de vacunación y hasta la realización del pase COVID, ahora que es imprescindible para acceder a numerosos servicios.