Imagen de una vivienda con placas solares. | Redaccion Formentera

El primer Plan de Autoconsumo de Baleares ahorrará un total de 13 millones de euros al año en la factura de la luz a partir de la implantación de placas solares en edificios de propiedad autonómica y evitará la emisión de hasta 52.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a ocho meses sin coches en Vía Cintura.

Así lo ha explicado este jueves en rueda de prensa la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras una sesión ordinaria de la Comisión Interdepartamental de Cambio Climático que se ha celebrado en el Consolat de Mar. «Somos conscientes de la subida de la luz, agravada ahora con la guerra de Ucrania, por lo que se trata de una medida valiente en estos momentos que vivimos», ha añadido.

La presidenta del Govern, junto al vicepresidente y conseller de Transición Energética en rueda de prensa. - EUROPA PRESS

El plan, «con una visión de cuatro años», cuenta con una inversión total de 91 millones de euros, una parte de los cuales procederá de fondos europeos y otra, 15 millones de euros, de recursos propios.