Marga Prohens, durante el acto de Palma con Feijóo. | Pilar Pellicer

«Vamos a trabajar para gobernar en solitario y para ser el partido que represente a la mayoría de los ciudadanos», ha asegurado la presidenta del PP balear, Marga Prohens, en un acto del partido al que ha asistido el candidato a la presidencia 'popular', Alberto Núñez Feijóo. Prohens se ha mostrado convencida de que hay un «tsunami de nervios» en el Govern, que constantemente le «exigen» que diga qué va a hacer tras las elecciones, en referencia a un posible pacto con Vox.

Prohens ha explicado que su plan pasa por bajar impuestos, eliminar el impuesto de sucesiones, facilitar el acceso a la vivienda, apoyar la igualdad, gratuidad en la educación 0-3 años y una ley de educación de consenso que cumpla la legalidad y defienda la libertad. «Vamos a mejorar la atención primaria, a decir sí al turismo con la cabeza alta y sin pedir perdón, vamos a derogar la moratoria turística, a reducir altos cargos y a dejar atrás el autoritarismo y los pulsos a los sectores económicos desde despachos oficiales», ha señalado.

La presidenta del PP balear ha reconocido que han sido semanas «complicadas» para el partido, pero ha precisado que «desde el minuto uno» tuvo claro que debía escuchar a las bases a la hora de tomar una decisión en la crisis entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. «Aunque algunos decían que nos poníamos de perfil, entendisteis muy bien la situación porque hay que respetar los órganos y los tiempos de este partido y no dejar que otros marquen nuestros tiempos», ha dicho.

Ha insistido en que su objetivo fue salvaguardar la unidad del PP y ha valorado que el partido fuera capaz de hacer un «ejercicio de madurez» y encontrar una solución rápida. «En tiempos de ruido necesitamos sosiego, un liderazgo claro y un partido unido y centrado en ofrecer una alternativa liberal, reformista y de moderación», ha dicho Prohens en referencia a Feijóo.

«Queremos el PP de las grandes mayorías, donde todos caben», ha añadido. Se ha mostrado convencida de que ese modelo lo representa Feijóo y ha opinado que su liderazgo «le va a venir muy bien a Baleares». Se ha mostrado convencida de que el candidato defenderá un sistema de financiación que no castigue a las Islas y que tenga en cuenta la España que se vacía pero también la que se llena.

«Ahora toca bajar impuestos y hasta Pedro Sánchez se lo plantea porque Feijóo se lo pidió en la Conferencia de Presidentes mientas Armengol sigue instalada en la intervención. Gracias por defender el interés general», ha añadido.