Imagen de archivo de una factura de la luz. | Efe

1

La factura de la luz se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para muchas personas debido a su elevado coste. Desde Consubal han denunciado que esto se ha visto agravado por la estrategia de algunas compañías de electricidad para inflar el recibo. El presidente de la citada asociación de usuarios y consumidores, Alfonso Rodríguez, ha precisado que están recibiendo numerosas quejas de consumidores de las Islas que han visto como sus facturas se han encarecido por la inclusión de servicios que en la mayoría de los casos no son conscientes de haber contratado.

En este sentido, Rodríguez ha explicado que desde que se disparó el precio de la luz, las eléctricas llaman a los clientes para hacerles ofertas; el problema es que aprovechan para incluir la contratación de servicios sin que el consumidor sea consciente de ello y, de este modo, poder incrementar el recibo. Los más habituales son los seguros de mantenimiento y reparación, que suelen tener un coste medio de unos 4-5 euros mensuales.

Otro problema derivado de este que se ha detectado es que cuando los abonados llaman a su empresa para que les deje de cobrar este servicio les aplican en la siguiente factura todo el coste anual del mismo, ya que la contratación suele ser por 12 meses. «El problema radica en poder demostrar que no ha habido consentimiento para la facturación del citado servicio», ha precisado el presidente de Consubal. Ante esta situación, Rodríguez ha aconsejado prestar mucha atención al servicio que se contrata, así como solicitar que se envíe por correo electrónico el contrato.

El apunte

Algunos clientes llevan meses sin recibir la factura

Otro problema que han detectado desde Consubal es que llevan meses sin recibir la factura de la electricidad y las reciben todas de golpe, con un importe que no es posible abonar el algunos casos. El presidente de la citada asociación de usuarios y consumidores, Alfonso Rodríguez, ha precisado que si el recibo mensual medio es de unos 80 euros, si se multiplica por ocho o nueve meses el importe puede ascender a los 640-720 euros.

En este punto, ha advertido que las empresas de electricidad no pueden cobrar las mensualidades que superan el año, por lo que para no perderlo suelen enviarlo todo junto, por lo que los importes son muy elevados. Rodríguez ha aclarado que los consumidores tienen derecho a un fraccionamiento de la deuda.

Las compañías eléctricas culpan a los cambios en la normativa que está realizando el Gobierno al retraso en la llegada de los recibos, ya que argumentan que es muy complicado adaptarse a los mismos.