El portavoz del PP en el Parlament, Toni Costa.

5

El PP no acepta en ningún caso la disminución del actual número de plazas turísticas en Baleares que plantea el Govern y la ley de turismo que tramita el Parlament balear. Es más, los populares tienen intención, si gobiernan en la próxima legislatura, de aprobar una nueva ley que ni prevé una moratoria de plazas, ni la disminución de las mismas y que defenderá también el alquiler turístico. El portavoz del PP en el Parlament, Toni Costa, ha dejado claro este lunes en rueda de prensa que su partido no apuesta por el progresivo decrecimiento de plazas de alojamiento turístico que pretende la ley turística que está en tramitación parlamentaria.

Además, el PP se opone a reducir las 90.000 plazas de alquiler turístico de Baleares porque es una oferta de «la máxima calidad» que permite distribuir la riqueza que genera el turismo y que «impulsa» la oferta complementaria y a los pequeños y medianos empresarios. Por el contrario, el PP apuesta por aprobar una ley turística que impulse un modelo «sostenible y de calidad», con obligaciones por parte de la administración autonómica en inversiones para renovar zonas turísticas y la mejora del ciclo del agua.

Por otra parte, Costa ha acusado al Govern del Pacte de «ataque turismofóbico» al tratar de disminuir el número de chiringuitos de playa por sus efectos negativos sobre el medio ambiente. «No podemos aceptarlo, no tiene sentido», ha añadido el portavoz, que sí ha defendido las medidas medioambientales que deben respetar estos comercios. Mientras «se ataca» a los chiringuitos, el Ejecutivo permite el vertido de aguas fecales, como ha sucedido este pasado fin de semana en Ibiza, ha añadido el diputado popular.