Imagen de archivo de una calle comercial de Palma.

0

Los residentes de Balears fueron, junto a los canarios y a los extremeños, los que menos dinero destinaron a comprar ropa en 2021, cuando el año anterior fueron los primeros en el ranking, según el informe 'El comercio textil en cifras' elaborado por Acotex. Además, el documento refleja que tras la pandemia, los turistas que visitaron España concentraron sus compras en Canarias y Baleares, ambos con un 21%.

La facturación del sector textil en España cayó un 16,17% en 2021, hasta alcanzar los 8.902 millones de euros, encadenando dos años en negativo. «El 2021 no ha sido un año tremendamente positivo, pensamos que tras una catastrófico 2020 en el 2021 se iban a remontar las ventas, pero al final ha sido un ejercicio peor que el anterior», ha asegurado el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, que ha recordado que las ventas registran un desplome acumulado de 57% desde el inicio de la pandemia.

De esta forma, la facturación por formatos comerciales se ha concentrado sobre todo en las cadenas especializadas (38%), seguidas por los hipermercados y supermercados, con un 28%, de los 'outlets' (15,1%), de tiendas multimarca (9,9%) y de grandes almacenes (8,9%), mientras que el 'online' representó el 15,5% de la facturación total del sector. Unos años complicados que han afectado también al resto de la cadena, provocando una disminución del número de trabajadores en 2021, que cayeron un 5%, hasta los 163.000 personas, lo que supone 35.266 empleados menos que en 2019. Respecto al número de tiendas, en el pasado ejercicio había 44.672 instalaciones abiertas, lo que supone un 5,16% menos respecto a 2020, es decir, el cierre de 2.429.

«Se ha destruido un 30% de comercios textiles respecto a 2019», ha asegurado Zamácola, que ha reconocido que los expedientes de regulación temporal de empelo (ERTE) han sido «fundamentales» y una «medida necesaria». «Estamos muy preocupados, porque muchas cadenas están desapareciendo y muchas tiendas cerrando. El formato físico se está viendo reducido. El sector está en una situación precaria y ahora tenemos la espada de Damocles con la devolución de los ICO, necesitamos financiación, porque la situación es preocupante», ha advertido.

Sobre cuándo volverá el sector textil a recuperar los niveles de facturación previos a la pandemia, Zamácola no es optimista. «Hacer una previsión de cuando se recuperarán las ventas es algo imposible, porque nadie esperaba una invasión de Ucrania, ni los incrementos de los costes. La recuperación será a muy largo plazo, porque a corto plazo es inviable. Ojalá que fuera a lo largo del segundo semestre de 2023», ha indicado. «Esperamos crecer a doble dígito en 2022 y retomar la senda de recuperación de consumo, pero dependemos mucho de las noticias de fuera, la inflación o los incrementos de costes, energía y logística», ha señalado. Cuestionado por las subidas de precios, que se están dando en el sector textil, el presidente de Acotex ha apuntado que con el incremento de los costes es «razonable» que se suban los precios de venta al público, «siempre que el consumidor lo pueda asumir», al tiempo que ha recalcado que «vender a base de descuentos no es sostenible».

Respecto al gasto, las familias españolas invirtieron en ropa una media de 786 euros durante el año pasado, lo que supone 117 euros menos que en 2020 y un 37,4% menos respecto a los 1.256 euros gastados en 2019. «No somos una prioridad para los españoles», ha indicado Zamácola. Los vascos, los madrileños y los castellano-leoneses fueron los que más invirtieron en ropa mientras que los de Baleares, que estaban en los primeros puestos del ranking en 2020, fueron en 2021 los que menos gastaron junto a los canarios y extremeños.

Tras la pandemia, a diferencia de años anteriores, el informe muestra que los turistas que visitaron España concentraron sus compras en Canarias y Baleares, ambos con un 21%. Dentro de la península, Cataluña y Andalucía son las regiones que más ventas han realizado los turistas y han concentrado respectivamente el 16% y el 14% del total de las compras, mientras que Madrid, en el último año solo se han realizado el 9% de las compras de extranjeros cuando en 2019 la capital concentraba el 38% de las compras de turistas. Respecto al volumen de compras, en 2021 fueron los ciudadanos rusos los que más compras hicieron en España (21%), seguidos de los mexicanos, argentinos y estadounidenses con un 14% del gasto total en 'shopping' de los turistas que visitan España.