Imagen de recurso. | Gabriel Alomar

3

La Asociación de Empresas Náuticas de Balears (Aenib) ha mostrado su rechazo a la decisión del Gobierno de España de excluir de la bonificación del combustible a las embarcaciones de recreo. Esta decisión está recogida en el Real Decreto-Ley 11/2022, de 25 de junio, por el que se adoptan y se prorrogan determinadas medidas para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania. Según han indicado desde la patronal náutica balear en nota de prensa, con la decisión de no incluir a las embarcaciones de recreo, el Gobierno «castiga» el desarrollo del turismo náutico, nacional e internacional, en plena temporada, «afectando gravemente» a la productividad y generación de empleo del sector.

«Más allá de que esta medida es simplemente recaudatoria, esta decisión no es ventajosa para nadie y no saldrá gratis, ya que afecta directamente a la decisión de consumo en plena temporada de clientes asiduos y potenciales, que son parte esencial de una cadena empresarial en la que no se han valorado correctamente los efectos negativos que puede generar esta exclusión», ha dicho el presidente de Aenib, Jaume Vaquer. En este punto, ha señalado que durante la pandemia, el turismo azul ha sido una opción de «turismo refugio» que ha demostrado su capacidad de resiliencia en situaciones de crisis, posicionándose como alternativa de ocio seguro y sostenible muy beneficiosa para recuperar la senda del crecimiento económico.

Para el secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Carlos Sanlorenzo, «se trata de una medida política que castiga y estigmatiza el turismo azul y que responde a una visión cortoplacista, pues lo que el Estado va a recaudar con la eliminación de la bonificación al gasoil para las embarcaciones de recreo supone ingresos mucho menores de los que se alcanzan cuando se apoya a un sector que ha demostrado su capacidad para impulsar el turismo azul sostenible y de calidad 'marca España'». En este sentido, han asegurado que trabajarán para instar al Estado a revertir esta medida. «Confiamos en que las administraciones responsables hagan una lectura más profunda de la situación que acarreará esta decisión y den marcha atrás, apoyando a un sector económico que ha crecido en torno a un siete por ciento durante los años de pandemia», ha concluido.